El presupuesto para 2005 supera los 19 millones de euros, es decir, un 6% más que en el ejercicio anterior.


El presupuesto para 2005 supera los 19 millones de euros, es decir, un 6% más que en el ejercicio anterior. Un presupuesto definido como un presupuesto continuista en el que destaca que por primera vez en más de 6 años, los gastos e ingresos están igualados. En el capítulo de ingresos no hay grandes cambios. En el capítulo de gastos, los gastos en bienes corrientes y servicios suben más de un 16%. Esta partida aumenta en más de 700.000€, la mayoría de los cuales irán destinados a sufragar el aumento que ha experimentado el servicio de recogida de basura. En esta partida, también se produce un importante aumento en 5 partidas; centros escolares, parques y jardines, iluminación pública, deportes y turismo. El capítulo destinado a las inversiones reales desciende casi un 2%, aunque se compensará con los remanentes de 2004 que no se hayan ejecutado. El presupuesto asignado a esta partida es de más de 2 millones de euros, una cantidad que será utilizada para la consecución de dos objetivos. Finalizar los proyectos que provienen del año pasado y que ha están en marcha, y llevar a cabo mejoras urbanas en la ciudad. Sabater ha destacado que la inversiones están limitadas por el compromiso de estabilidad presupuestario aprobado en 2003, según el cual la cuantía del préstamo de inversiones debe ser menor a las amortizaciones de los préstamos anteriores. Así se ha optado por emprender muchas acciones pequeñas y dejar para años posteriores la ejecución de obras de mayor envergadura.




 

El presupuesto para 2005 supera los 19 millones de euros, es decir, un 6% más que en el ejercicio anterior.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oliva, Vicent Sabater ha presentado una moción en contra del artículo "Hablemos de familia" que aparecía en la hoja parroquial "Aleluya" el pasado 12 de febrero y que hacía referencia a la violencia de género.

En el citado artículo se señala que "La violencia, muchas veces con resultado de muerte, es condenable hasta en el caso de que hubiera una provocación verbal por parte de la víctima y debilidad por parte del agresor.

Sabater indica que es especialmente preocupante que este artículo, que según el autor había pasado todos los controles, se difunda en la publicación valenciana de mayor difusión, teniendo en cuenta que la Comunidad Valenciana es la tercera en cuanto a los casos de vilencia de género.

Así, el PSPV ha manifestado mediante esta moción al Arzobispo de Valencia su más firme rechazo a la consideración de que la mujer es la provocadora de la violéncia y la atribución del delito a la debilidad del agresor.