Consumo intensifica el control sobre juguetes para la campaña de Navidad


Se va a controlar el etiquetado, el cumplimiento con el marcado CE o la calidad de los productos.




 

Consumo intensifica el control sobre juguetes para la campaña de Navidad

La Conselleria de Industria, Comercio e Innovación, a través de la Dirección General de Comercio y Consumo, va a aumentar sus mecanismos de control sobre la venta de juguetes durante las fechas navideñas para garantizar a los consumidores de la Comunitat Valenciana que sus compras se realicen en condiciones óptimas  y adquieran productos que cumplan con la normativa vigente.

 

La directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, ha apuntado que "queremos que los consumidores puedan disfrutar de unos juguetes que no supongan ningún tipo de riesgo para los niños por lo que durante estas fechas vamos a intensificar el control sobre estos productos para garantizar que los juguetes puestos a la venta en los comercios de la Comunitat cumplan con la normativa vigente".

 

Esta actuación responde al objetivo del Consell en materia de apoyo y defensa de los consumidores, especialmente en el caso de la infancia que es un colectivo prioritario de protección. La directora general de Comercio y Consumo ha señalado que "el control sobre estos productos se realiza anualmente pero en estas fechas previas a la Navidad se va a intensificar las inspecciones. De hecho, en lo que va de año los inspectores de Consumo han procedido a la retirada de más de 3.000 unidades de juguetes que no cumplían los requisitos de seguridad y de construcción exigibles".

 

En sus campañas de control, los inspectores de Consumo comprueban que los comercios de la Comunitat Valenciana cumplen con la normativa establecida en materia de etiquetado, marcado CE, precio, calidad y seguridad.

 

Esta campaña está dirigida a comprobar el grado de cumplimiento de la normativa vigente para los juguetes, así como a sensibilizar al sector sobre la vigilancia que las Administraciones públicas realizan respecto a los productos que se ofrecen al consumidor.

 

Asimismo, permite conocer la calidad de los juguetes fabricados y puestos a disposición del consumidor, mediante controles analíticos y la revisión de la información y el etiquetado con que cuentan los juguetes comercializados en los puntos minoristas y puestos a disposición del consumidor.

 

Un aspecto novedoso de esta campaña es que se va a requerir a los importadores y fabricantes de los juguetes la documentación que justifique que el juguete puede llevar el marcado CE, símbolo que indica que el producto cumple con los requisitos de calidad y seguridad exigidas en las normas técnicas.

 

Cuando se detecten juguetes que no cumplan con la normativa o que puedan representar algún riesgo para los consumidores, los inspectores de consumo procederán a la inmovilización y retirada del punto de venta de todos los productos que se encuentren en esta situación. Además, las actuaciones prestarán especial atención a las tiendas multiprecios.

 

 

 

Consejos para elegir un juguete seguro

 

Los principales consejos a tener en cuenta a la hora de comprar un juguete son: seleccionar los juguetes adecuados para cada edad, ya que los juguetes demasiado avanzados pueden ser un riesgo para los niños pequeños.

 

Se debe evitar juguetes con partes pequeñas que podrían provocar riesgo de asfixia para bebés y niños pequeños que se llevan los objetos a la boca, así como prestar especial atención a los juguetes que incluyen la prohibición para menores de 36 meses, puesto que no deben tener estos artículos a su alcance por los posibles peligros.

 

En cuanto a los juguetes de peluche, el consumidor debe observar que estén bien cosidos y no puedan soltarse los ojos, nariz o las partes pequeñas o extraerse el relleno. Del mismo modo, se deben evitar los juguetes con bordes afilados, especialmente en niños menores de 8 años.

 

La Dirección General de Comercio y Consumo aconseja no comprar a niños menores de 8 años juguetes eléctricos con elementos que se calienten, leer las etiquetas, mirar la edad recomendada y los consejos de seguridad y comprobar que las instrucciones sean claras para el adulto y el niño, el juguete puede ser una oportunidad para que padres y niños pasen ratos juntos.

 

Es importante tirar las bolsas de plástico que envuelven el juguete inmediatamente para evitar riesgo de asfixia a los niños.

 

Se debe comprobar que el etiquetado figure el marcado CE, el nombre y/o razón social o la marca del fabricante, la dirección del fabricante, de su representante autorizado, del importador o responsable de la comercialización en la UE.

 

Además, según cada tipo de juguete, en el etiquetado debe aparecer las advertencias sobre los posibles riesgos que pudiera ocasionar al niño, y en su caso, las instrucciones de uso, montaje y mantenimiento en la lengua oficial del Estado.

 

La Dirección General de Comercio y Consumo recomienda enseñar al niño una actitud crítica ante la publicidad de los juguetes, rechazar aquellos que fomenten la violencia, el sexismo y el individualismo, y comprar sólo juguetes que realmente les van a servir y reciclar aquellos juguetes que se tengan previsto retirar.