Un edificio ha tenido que ser desalojado a causa del derrumbe de una pared provocado por un corrimiento de tierras.


Un edificio ha tenido que ser desalojado a causa del derrumbe de una pared provocado por un corrimiento de tierras. Se trata de un edificio de dos plantas ubicado en el número 84 de la carretera de Pego. El edificio tuvo que ser desalojado cuando uno de los muros laterales comenzó a desprenderse ante la sorpresa de los afectados; una familia que vive en la planta alta y los propietarios del comercio de la planta inferior. Todo parece indicar que la causa de este desprendimiento son las obras que se están ejecutando en el solar colindante, propiedad de una promotora que pretende construir un edificio de viviendas. Hace unos 20 días hubo un pequeño corrimiento de tierras sin consecuencias, pero parece que en esta ocasión un nuevo corrimiento generó un socavón que la pared del edificio no pudo soportar. El equipo técnico municipal visitó el lugar de los hechos y comprobó los daños. La planta superior tiene un gran boquete en una de sus paredes. En cuanto a la planta inferior, además de la pared, uno de los pilares resultó afectado, por lo que los técnicos tuvieron que apuntalar el pilar y asegurar la estructura. Aunque parece que los daños no son peligrosos, el edificio ha sido desalojado. Los Servicios Sociales se han hecho cargo de la familia para orientarles en lo que deben hacer. En lo que respecta a los daños ocasionados más allá de la estructura del edificio, el propietario del comercio espera que le sea comunicado quién se responsabilizará de los daños y se hará cargo de los gastos ocasionados. Se espera que hoy los técnicos y arquitectos visiten el lugar para comprobar el estado de la infraestructura.




 

Un edificio ha tenido que ser desalojado a causa del derrumbe de una pared provocado por un corrimiento de tierras.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oliva, Vicent Sabater ha presentado una moción en contra del artículo "Hablemos de familia" que aparecía en la hoja parroquial "Aleluya" el pasado 12 de febrero y que hacía referencia a la violencia de género.

En el citado artículo se señala que "La violencia, muchas veces con resultado de muerte, es condenable hasta en el caso de que hubiera una provocación verbal por parte de la víctima y debilidad por parte del agresor.

Sabater indica que es especialmente preocupante que este artículo, que según el autor había pasado todos los controles, se difunda en la publicación valenciana de mayor difusión, teniendo en cuenta que la Comunidad Valenciana es la tercera en cuanto a los casos de vilencia de género.

Así, el PSPV ha manifestado mediante esta moción al Arzobispo de Valencia su más firme rechazo a la consideración de que la mujer es la provocadora de la violéncia y la atribución del delito a la debilidad del agresor.