El AMPA y los profesores del colegio San Francisco de Borja paralizan esta mañana la impartición de clases en el centro


Los padres del colegio San Francisco de Borja y los profesores se han manifestado hoy de nuevo totalmente en desacuerdo con las obras de rehabilitación que se están llevando a cabo en el centro. El detonante de hoy ha sido el incumplimiento del pacto con los obreros de que no iban a trabajar con poliuretano mientras estuvieran los niños en la escuela. La sorpresa de los profesores ha sido la de llegar por la mañana y ver que los obreros ya habían comenzado los trabajos con este material químico.




 

El AMPA y los profesores del colegio San Francisco de Borja paralizan esta mañana la impartición de clases en el centro

Los alumnos y profesores del colegio San Francisco de Borja de Gandia han parado sus clases esta mañana debido a la decisión que el gruop de profesores ha adoptado con respecto al estado de las obras de rehabilitación. Según manifiesta el personal docente esta mañana se han encontrado con la sorpresa de que al cuerdo al que se llegó ayer se ha violado. Es decir, ayer se dejó pactado que los obreros no empezaran con los trabajos de poliuretano hasta la salida en la tarde de los alumnos y éstos han comenzado a trabajar con el material químico desde priemra hora de la mañana.

 

Una situación que les ha llevado a la decisión de no impartir clase ‘por no poner en peligro’ la salud de los alumnos y de de ellos mismos.

 

Así, esta misma mañana ha sido la concejal, Liduvina Gil quien se ha personado en el centro escolar para tratar de solucionar el problema. Gil ha explicado que tras una llamada teléfonica con Dirección Territorial le justificaban que las obras habían comenzado antes del tiempo previsto para poder finalizar dentro del plazo fijado. No obstante, desde Dirección Territorial se explicaba que los trabajos con el poliuretano no iban a resultar tóxicos para los jóvenes puesto que estaba perfectamente precintado.

 

No obstante, Liduvina Gil indicaba que por parte del ayuntamiento se va a enviar a un técnico en Sanidad para que compruebe que a última hora de la tarde ya no queda ningún resto del producto en el aire.