La UGT señala que el número de denuncias de mujeres maltratadas en la Comunitat ha aumentado un 72'44


Reclama que se arbitren los recursos necesarios para la creación de casas de acogida y centros de recuperación para mujeres maltratadas.




 

La UGT señala que el número de denuncias de mujeres maltratadas en la Comunitat ha aumentado un 72'44

La UGT reclama a la administración autonómica, dado el incremento del número de denuncias por maltrato, que se arbitren los recursos necesarios, con dotación pública, para la creación de casas de acogida de urgencia y centros de recuperación integral para mujeres maltratadas en la Comunitat Valenciana, lugares que deben ser gestionados por profesionales expertas en violencia de género.

 

Y es que, en lo que llevamos de año, casi noventa mujeres han muerto víctimas de la violencia de género, trece de ellas en la Comunitat Valenciana; durante 2006 la tasa de denuncias de mujeres mayores de 18 años alcanzó el 4.51 por mil cuando la media en el resto del país es del 4.29 por mil, tasa que sin duda ha aumentado desde la entrada en vigor de la Ley de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género.

 

Desde el año 2002 que se realizaron 5235 denuncias, hemos pasado en el 2006 a 9.027, es decir, se ha producido un aumento del 72.44 % en cuatro años. Pero no podemos olvidar que también hay víctimas indirectas de la violencia. Familiares o personas que se topan con la sinrazón , como el estudiante valenciano, que el pasado 17 de octubre, saliendo de la facultad de derecho, murió en manos de un maltratador por defender a la mujer que éste estaba golpeando.

 

Por ello, la UGT -PV necesario modificar los modelos de conducta a través de la educación desde los primeros años como está contemplado en la ley orgánica.

 

Desde un punto de vista sindical, el 57’7% de las víctimas de malos tratos están trabajando, por cuenta ajena y con empleo fijo. Por ello, UGT-PV considera necesario que los empresarios apliquen esta ley contra la violencia de forma contundente respecto a las medidas de protección dirigidas  a ellas y que se centran en aspectos relacionados con el tiempo de trabajo, con la movilidad geográfica y con la suspensión y extinción de la relación laboral. Además, las empresas deben implantar protocolos de actuación a través de los planes de igualdad que contempla la Ley de Igualdad.