El proyecto Albor concluye con un alto índice de inserción laboral, un 47%.


El Proyecto Albor, gestionado por el Ayuntamiento de Gandia, ha finalizado hoy con la entrega de diplomas a los alumnos que han participado en su último curso, dirigido a la Atención a la Tercera Edad.




 

El proyecto Albor concluye con un alto índice de inserción laboral, un 47%.

El Proyecto Albor, gestionado por el Ayuntamiento de Gandia, ha finalizado hoy con la entrega de diplomas a los y las alumnas que han participado en su último curso, dirigido a la Atención a la Tercera Edad. La regidora de Ocupación y Nuevas Tecnologías, Cristina Bataller, ha sido la encargada de otorgar los diplomas a las 19 personas que han participado al curso con el que se pone el punto y final al programa. Cristina Bataller ha destacado la alta tasa de inserción laboral conseguida por el Proyecto, que a fecha de hoy es de un 47%, y la ha valorado muy positivamente dadas las iniciales dificultades de inserción de los participantes. El Proyecto Albor se ha llevado a término al Centro de Servicios Integrales y de Ocupación Municipal, CSI-COMO y se ha dirigido a la de formación de personas paradas en el sector de servicios a las personas y a la comunidad. Durante el proyecto se han realizado 4 cursos en los que se ha combinado la enseñanza al aula con prácticas profesionales en 40 empresas de Gandia y de la comarca.


La parte formativa del proyecto que ahora finaliza, se inició en marzo de 2006 con un curso de Atención a la Tercera Edad. A este curso le han seguido tres acciones formativas más: Atención a la Infancia, Personal de Servicios Generales y un último curso de Atención a la Tercera Edad. Han sido casi dos años durante los cuales se ha formado a personas con dificultades de acceder o reincorporarse al mundo laboral. En este sentido, del total de 96 alumnos, que ha finalizado la formación, 10 han sido hombres y las 86 restante mujeres. Los cursos han contemplado, en sus diferentes modalidades, una parte de formación teórica dónde, además del temario específico de cada curso, también se han trabajado materias comunes como informática, valenciano, sensibilización
medioambiental y, en algunos cursos, los alumnos han obtenido el carné de manipulador/a de alimentos.

La otra parte fundamental del programa ha sido el contacto con las empresas de la comarca que han acogido a los alumnos durante su periodo de prácticas. Las prácticas han sido la puerta de entrada, en muchos de los casos, para que las personas que han realizado el curso al mercado laboral. Esta importante parte de los cursos se ha llevado a término en 8 centros de la tercera edad, 10 escuelas infantiles y guarderías, 13 centros de enseñanza, 6 hoteles y 3 empresas de servicios generales de Gandia y de
la Comarca.
El
más significativo de este programa ha sido el índice de inserción laboral conseguida en su conjunto, puesto que a fecha de hoy están trabajando el 47% de los/las sedes/se alumnos.