Sanitat incorpora la radiología digital en La Safor


En el Hospital de Gandia se realizan más de 8.000 pruebas diagnósticas al mes. Se sustituyen las pruebas diagnósticas impresas en soporte físico por las de soporte digital.




 

Sanitat incorpora la radiología digital en La Safor

El Departamento de Salud 12 ha concluido este mes de noviembre con la implantación de la radiología digital, un sistema de comunicación y almacenamiento de imágenes que ha permitido que las modalidades radiológicas dejen de revelarse en un soporte físico y pasen directamente a visualizarse en las pantallas de los ordenadores. Todo ello se realiza mediante la implantación del sistema de archivo y Comunicación de Imagen Radiológica (PACS)

 

Hasta el momento, la tradicional labor que consistía en realizar la radiología y plasmarlas en placas suponía unos costes derivados del coste del soporte (es decir, las placas donde se imprimía la imagen), del revelado posterior que incluía maquinaria específica, productos químicos, cuarto oscuro etc. Además del coste que comportaba el almacenamiento y los gastos indirectos como sobres, etiquetas etc.

 

Con la aplicación de este sistema estos costes se ven reducidos al no necesitar ni revelado, ni almacenamiento físico, todo ello será información digital y almacenada en archivos informáticos.

 

La introducción de este sistema en el ámbito clínico empezó en el mes de julio en el servicio de Urgencias del Hospital. De este modo cuando un paciente acudía al servicio y era necesaria una prueba diagnóstica, el profesional médico disponía de la imagen en el mismo momento en que se realizaba la prueba.  Durante el mes de septiembre, la Unidad de Informática del Hospital de Gandia se ha encargado de realizar cursos de formación dirigidos al los profesionales médicos, tanto del Hospital como de Atención Primaria así como de dotar de equipos informáticos necesarios en todas las consultas, en hospitalización, en Urgencias y Centros de Salud.

 

Ventajas

 

En el Hospital de Gandia se realizan más de 8.000 pruebas diagnósticas al mes (radiografías convencionales, Tacs, mamografías, Doppler etc.). Son muchos los beneficios que se adquieren con la aplicación de este sistema, entre otros cabe destacar la facilidad de almacenamiento de la información, un ahorro económico y sobre todo la rapidez a la hora de acceder a la imagen y al informe lo que repercute en una mejora en el proceso asistencial.

 

 A partir de ahora, cuando un médico pida una imagen diagnóstica, en poco tiempo podrá disponer de ella en su ordenador, evitando que ésta tenga que desplazarse del servicio de rayos hasta la consulta, tanto de Atención Primaria como del propio Hospital. El banco de imágenes (PACS) ofrece ventajas también en la medida que se pueden hacer con mayor facilidad estudios comparativos con pruebas realizadas anteriormente, además se gana en calidad de imagen, al visualizarse en pantallas de alta resolución.

 

El sistema ofrece además la posibilidad trabajar directamente con la imagen lo que evita la repetición de estudios posteriores, evitando así que el paciente se someta de nuevo a las radiaciones. Se trata de un sistema que cuenta con total garantía de protección de datos, y en los casos puntuales en que fuera necesario (envío a otros hospitales etc.), se podría continuar con la técnica de impresión física o copias en CDs u otros sistemas de almacenamiento digital.