Joan Escrivá, portavoz del PP, ha reiterado su oposición al concierto previo de PGOU aprobado el pasado miércoles, 30 de marzo, en el pleno.


Joan Escrivá, portavoz del PP, ha reiterado su oposición al concierto previo de PGOU aprobado el pasado miércoles, 30 de marzo, en el pleno. Una oposición que se debe a dos defectos que habría que corregir. El primero es el exceso de suelo protegido agrícola en una época en que el futuro de la ciudad no pasa por la agricultura sino por el sector terciario, esto es, turismo y servicios. Además, este concierto previo no define un modelo de ciudad para Oliva. Se decanta por la agricultura y el turismo pero no con la suficiente claridad. Es momento pues de reflexionar sobre estas cuestiones para determinar qué es lo que necesita la ciudad. El otro defecto detectado en este documento es la falta de consenso. Si se quiere un PGOU que sobreviva al tiempo, será necesario un consenso entre los distintos partidos y sectores de la ciudad afectados. Si no, los vaivenes políticos acabarán con este documento, que durará lo que dure el gobierno. Ahora se abre un plazo de reflexión y será el momento de que el consenso se haga efectivo a través de la participación y la aportación de ideas de los distintos grupos políticos.




 

Joan Escrivá, portavoz del PP, ha reiterado su oposición al concierto previo de PGOU aprobado el pasado miércoles, 30 de marzo, en el pleno.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oliva, Vicent Sabater ha presentado una moción en contra del artículo "Hablemos de familia" que aparecía en la hoja parroquial "Aleluya" el pasado 12 de febrero y que hacía referencia a la violencia de género.

En el citado artículo se señala que "La violencia, muchas veces con resultado de muerte, es condenable hasta en el caso de que hubiera una provocación verbal por parte de la víctima y debilidad por parte del agresor.

Sabater indica que es especialmente preocupante que este artículo, que según el autor había pasado todos los controles, se difunda en la publicación valenciana de mayor difusión, teniendo en cuenta que la Comunidad Valenciana es la tercera en cuanto a los casos de vilencia de género.

Así, el PSPV ha manifestado mediante esta moción al Arzobispo de Valencia su más firme rechazo a la consideración de que la mujer es la provocadora de la violéncia y la atribución del delito a la debilidad del agresor.