La Policía Local lleva a cabo diligencias por juicio rápido a cuatro jóvenes, por cometer delitos contra la seguridad del tráfico


Los hechos sucedieron durante el pasado puente




 

La Policía Local lleva a cabo diligencias por juicio rápido a cuatro jóvenes, por cometer delitos contra la seguridad del tráfico

Durante el pasado puente de la Constitución y la Inmaculada, agentes de la Policía Local de Oliva han llevado a cabo un exhaustivo control del tráfico, a través de pruebas de alcoholemia. 63 controles fueron realizados a conductores, resultando dos  dando positivo en las pruebas y e inmovilizándose 3 vehículos.

 

También, los agentes presentaron 15 denuncias administrativas por circulación sin casco y sin permiso de conducción.

 

Por otra parte, se han llevado a cabo diligencias por juicio rápido contra cuatro jóvenes por varias causas, relacionadas con delitos de tráfico.

 

En primer lugar, contra un F.T.C., de 26 años que acudió a la policía para reclamar una denuncia impuesta por estacionar en zona prohibida y la emprendió con los agentes que se encontraban allí, según fuentes policiales.

 

El segundo fue contra C.A.Z, de 18 años, acusado de un presunto delito por desobediencia contra la seguridad del tráfico y  el orden público, cuando en un local público la emprendió contra varias personas, y al marcharse con el vehículo se negó a realizar la prueba de alcoholemia.

 

También, los policiás practicaron diligencias cotra V.E.P., de 18 años, por un delito por desobediencia y contra la seguridad del tráfico. Al parecer, conducía un vehículo marca Daewo por el Paseo Alcalde Juan Sancho haciendo eses.

 

Por último, se practicó juicio rápido contra S.B.B., de 31 años, por un presunto delito contra la seguridad del tráfico. Conducía un Citroen Xsara por el Paseo Joan Fuster haciendo eses y al ser parado y sometido a las pruebas de alcoholemia, dio una tasa muy por encima de la permitida.