El Partido Popular de Oliva denuncia que numerosas calles de la ciudad “acumulan suciedad” y que los contenedores de basura rebosan.


El Partido Popular de Oliva denuncia que numerosas calles de la ciudad “acumulan suciedad” y que los contenedores de basura rebosan “porque los camiones de recogida no pasan con la frecuencia que deberían”. Así lo ha denunciado el edil Joan Escrivá, quien, además, señala como una de las zonas más afectadas por esta “falta de limpieza” la situada entre la carretera N-332 y la playa de Oliva. El principal partido de la oposición añade que también los parques están siendo “abandonados” y que presentan “un aspecto lamentable”. Una dejadez de la que Escrivá no responsabiliza a la empresa concesionaria, sino al que considera “responsable último” en esta cuestión, el gobierno municipal. En cuanto a la recogida de basuras, el edil popular ha denunciado que se realizan “de forma esporádica y, para nada, diariamente, sobre todo en la zona de Les Deveses o Burguera”. Señala que el consistorio debe exigir a la empresa encargada que cumpla con las obligaciones a las que se debe.




 

El Partido Popular de Oliva denuncia que numerosas calles de la ciudad “acumulan suciedad” y que los contenedores de basura rebosan.

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Oliva, Vicent Sabater ha presentado una moción en contra del artículo "Hablemos de familia" que aparecía en la hoja parroquial "Aleluya" el pasado 12 de febrero y que hacía referencia a la violencia de género.

En el citado artículo se señala que "La violencia, muchas veces con resultado de muerte, es condenable hasta en el caso de que hubiera una provocación verbal por parte de la víctima y debilidad por parte del agresor.

Sabater indica que es especialmente preocupante que este artículo, que según el autor había pasado todos los controles, se difunda en la publicación valenciana de mayor difusión, teniendo en cuenta que la Comunidad Valenciana es la tercera en cuanto a los casos de vilencia de género.

Así, el PSPV ha manifestado mediante esta moción al Arzobispo de Valencia su más firme rechazo a la consideración de que la mujer es la provocadora de la violéncia y la atribución del delito a la debilidad del agresor.