A VUELTAS CON EL PEREJIL.


'París bien vale una misa'. O 'mi reino por un caballo'. Aunque en este caso sería mejor decir 'El Perejil está emperejilado, el desemperejilador que lo desemperejile, buen desemperejilador será'. Pasando de galimatías, el tema es que ya estamos de nuevo, a vueltas con el asunto del islote de 'El Perejil'. Si París bien valió una misa, ¿qué vale 'El Perejil' sino para tensar aún más las relaciones entre Marruecos y España? ¿O para utilizarlo desde el reino alauita como objeto de discordia diplomáticamente hablando? ¿O tal vez para convertirse en simbólico lugar de 'peregrinaje' y de concentración popular marroquinista y anti-española?




 

A VUELTAS CON EL PEREJIL.

El senador alauita Yahya ha llamado a la movilización y protesta contra España -como consecuencia de la visita de los Reyes a Ceuta y a Melilla- a la sociedad marroqui convocando una marcha y concentración o 'toma' temporal del islote 'El Perejil' para este lunes 10 de diciembre. Este parlamentario sigue empecinado en armar jaleo, en llamar la atención de la opinión pública, en hacer su propia 'guerra' personal y particular en un momento actual en que el gobierno marroqui se ha moderado tras el inicial 'cabreo' por la visita real a las españolas ciudades norteafricanas y ha aflojado la 'cuerda' diplomática aproximándose un tanto 'amistosamente' al gobierno español. En esta ocasión, el gobierno de Rabat y hasta la propia Corona alauita, juegan a la ambigüedad o cuanto menos al cinismo político-diplomático. Con doble lenguaje y doble lectura, o así lo interpretamos muchos. A últimos de noviembre y ante la convocatoria del senador Yahya a marchar y 'ocupar' el islote de 'El Perejil', Rabat defendió el derecho del senador a expresarse y a movilizar a sus seguidores y en principio no pareció oponerse a la iniciativa.

Ya en diciembre y a días de la fecha indicada para la protesta convocada por el senador ante el islote, Rabat da un giro diplomático y prohibe la convocatoria bajo la excusa de un problema administrativo en el trámite de la solicitud. El caid o alcalde del ayuntamiento rural de Taghramt, en cuya demarcación Marruecos incluye a 'El Perejil', se negó a tramitar la autorización de manifestación alegando razones técnicas: el no empadronamiento del solicitante, el senador Yahya, en ese municipio, según el Ministerio de Interior en Rabat. Primer obstáculo que el senador solicitante podría salvar si consigue un colaborador censado en Taghramt que le presente la solicitud, si bien será muy dificil o casi imposible que se le admitiera y autorizara la petición.  De todas formas, dado el carácter o perfil impulsivo y polémico del senador Yahya -con varios incidentes en su haber destacando el que provocó ante la ciudad de Melilla durante la visita real- con autorización o sin ella, llevaría a término la protesta en 'El Perejil'. Estoy seguro que, sin permiso oficial, Yahya y los suyos estarán en el islote. Y Rabat, a pesar de su prohibición administrativa, no moverá un dedo para evitarlo y actuará con su habitual ambiguo doble lenguaje, dando a entender a la diplomacia internacional y a España, que no apoyó ni defendió la protesta, lo que supondría tapada y ocultamente, conceder licencia para que Yahya y los suyos campen a sus anchas.

Asi es, 'ni contigo ni sin ti'. Asi actúa Rabat. Mientras tanto, España ha de actuar con firmeza y sin titubeos. Y este lunes debería vigilar de cerca 'El Perejil' para evitar que se repita una 'ocupación'. Aunque este islote no tenga ninguna utilidad y solo sirva como pelota diplomática en juego. 'El Perejil está emperejilado, el desemperejilador que lo desemperejile, buen desemperejilador será'. Pues eso.

 

Escritor, blogger y periodista (articulista-columnista)

ex-redactor de El Periodico de Ceuta, Area Algeciras y El Faro de Ceuta

DNI  21994134 Q

 

telef y fax  96 667 55 70

móvil  687 416 487

 

http://www.ceuta.com/jsogorb/

http://ricosogorb.blogspot.com

http://blogs.periodistadigital.com/nipodernigloria.php/2006/06/