UNA TERAPIA TRIPLE AUMENTA 5 MESES LA SUPERVIVENCIA LIBRE DE ENFERMEDAD EN CÁNCER DE MAMA HER-2 POSITIVO


Según los resultados del estudio CHAT presentado en el Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio. La pauta se basa en añadir capecitabina a la terapia estándar trastuzumab y docetaxel. Las pacientes tratadas con esta combinación triple consiguen ampliar el tiempo hasta el avance de la enfermedad de 13,6 a 18,6 meses y la media de la supervivencia libre de progresión de 12,8 a 17,9 meses.




 

UNA TERAPIA TRIPLE AUMENTA 5 MESES LA SUPERVIVENCIA LIBRE DE ENFERMEDAD  EN CÁNCER DE MAMA HER-2 POSITIVO

Añadir Xeloda (capecitabina) al tratamiento estándar de Herceptin (trastuzumab) y docetaxel ha demostrado aumentar una media de 5 meses la supervivencia libre de enfermedad de las pacientes con cáncer de mama HER2-positivo. Así lo demuestra el estudio CHAT (Capecitabina, Herceptin y Taxotere), cuyos resultados se han presentado en el Simposio de Cáncer de Mama de San Antonio (SABCS) (13-16 de diciembre). Esta terapia triple representa un avance importante en el tratamiento de esta forma de cáncer de mama tan agresiva y aumenta la esperanza de las mujeres. “Hasta ahora las investigaciones llevadas a cabo en esta línea habían obtenido un aumento de no más de un mes y medio o dos meses en el tiempo de la supervivencia libre de enfermedad”, ha destacado el doctor Antonio Antón, segundo reclutador a nivel internacional del estudio CHAT y jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Miguel Server de Zaragoza.

 

Los datos presentados en San Antonio demuestran que añadir capecitabina mejora significativamente dos parámetros clave de la eficacia del tratamiento: uno evalúa el tiempo que transcurre desde que la paciente comienza el tratamiento hasta que el tumor comienza a crecer, lo que se conoce como el tiempo hasta la progresión (TTP). El otro mide el periodo de tiempo que va desde el inicio de la terapia hasta que el tumor crece o la paciente fallece. Este se conoce como supervivencia libre de progresión (PFS). En ambos casos la mejora observada en este trabajo fue estadística y clínicamente significativa. Esto supone que las pacientes viven más tiempo con el cáncer bajo control. Un avance que puede cifrarse así: la media del tiempo hasta la progresión aumenta de 13,6 a 18,6 meses  y la media de la supervivencia libre de progresión crece de 12,8 a 17,9 meses.

 

En pacientes con cáncer de mama HER2-positivo, trastuzumab no sólo ofrece las mejores probabilidades de cura en los primeros estadios de la enfermedad, sino que también ha demostrado incrementar la supervivencia en afectadas con la patología avanzada. La investigación evaluó también lo que suponía añadir la quimioterapia oral capecitabina a la combinación de trastuzumab y docetaxel en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo avanzado que no habían sido tratadas previamente. Otros análisis han demostrado que esta triple combinación consigue una mejora del 7% en las respuestas completas, pasando del 16 al 23% y que “las tasas de abandono del tratamiento, por toxicidad, son mayores entre las que reciben la terapia doble que en aquellas tratadas con los tres fármacos, que, además, obtienen mejores tasas de respuesta”, ha asegurado el doctor Antón.

 

Según este estudio, la media de supervivencia global se acerca a los 4 años. Aunque los datos son aún muy recientes, se trata de la mejor tasa de supervivencia conseguida en pacientes con cáncer de mama HER2 positivo cuya enfermedad estaba ya extendida. Para el experto español, “después de 18 meses de seguimiento contamos con datos suficientes para evaluar el tiempo de la progresión y la supervivencia libre de enfermedad. Seguramente en poco tiempo veamos que también impacta en la supervivencia, y todo ello sin elevar la toxicidad del tratamiento”.

 

La capacidad de trastuzumab para aumentar la supervivencia ha cambiado el panorama del tratamiento de las pacientes con cáncer de mama avanzado y, ahora, la suma de capecitabina al tratamiento de primera línea con trastuzumab y taxanos permite a estas pacientes vivir aún más sin que la enfermedad progrese”, ha señalado por su parte el doctor Andrew Wardley, investigador principal del estudio y oncólogo del Hospital Christie en Reino Unido. “Como la capecitabina es una quimioterapia oral que la paciente puede tomar en casa, su inclusión en el tratamiento no aumenta el tiempo que las pacientes pasan en el hospital. Este es una ventaja clara, que se concreta en tasas de supervivencia más altas, de uno a dos años en el caso de la combinación triple”.

 

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por cáncer en mujeres de todo el mundo con menos de 55 años de edad. Cada año se diagnostican más de un millón de casos en todo el mundo. El cáncer de mama HER2 positivo, que afecta al 20-30% de las mujeres con cáncer de mama, requiere una atención inmediata, dado que los tumores crecen rápidamente y tienen un riesgo importante de recaída.

 

Sobre el estudio CHAT

En total, en el estudio CHAT participaron 222 pacientes que fueron asignadas aleatoriamente en dos grupos: 112 recibieron Xeloda junto con Herceptin y docetaxel y 110 fueron tratadas Herceptin y docetaxel únicamente. Herceptin se administró en una dosis de 6 mg/kg cada 3 semanas hasta la progresión de la enfermedad (tras una dosis inicial de 8 mg/kg). Docetaxel se administró en una dosis de 100 mg/m2 cada 3 semanas sólo con Herceptin, y en dosis de 75mg/m2 cuando se añadía Xeloda, hasta la progresión de la enfermedad. Los pacientes del segundo grupo (que sólo recibían Herceptin y docetaxel) tenían la opción de pasar al grupo de Xeloda tras la progresión de la enfermedad.

 

Xeloda

Xeloda es una quimioterapia oral eficaz, segura y de cómoda administración autorizada en más de 90 países (incluidos la UE, EE.UU., Japón, Australia y Canadá) y con más de 1 millón de pacientes tratados hasta la fecha.

 

En 2001 Roche obtuvo la autorización de Xeloda como tratamiento monoterápico de primera línea para pacientes con cáncer colorrectal metastásico en la mayoría de los países (incluidos la UE y los EE.UU.). Desde 2005, Xeloda también está aprobado por las autoridades europeas y estadounidenses como tratamiento adyuvante (postquirúrgico) para el cáncer de colon. Asimismo, Xeloda está aprobado en combinación con docetaxel para mujeres con cáncer de mama localmente avanzado o metastásico cuya enfermedad ha progresado tras haber recibido al menos quimioterapia intravenosa con antraciclinas. La monoterapia con Xeloda está también indicada para tratar el cáncer de mama localmente avanzado o metastásico resistente a otros antineoplásicos como taxanos y antraciclinas, o en el que ya no está indicado proseguir el tratamiento antraciclínico.

 

Los efectos adversos de Xeloda notificados con mayor frecuencia han sido diarrea, dolor abdominal, náuseas, estomatitis y síndrome palmoplantar.

 

 

*Para más información: PLANNER Media. T. 91 787 03 00 / +34 687 72 02 81

(Pilar Berengena / Luis Pardo)