Hacienda aprueba los presupuestos y el Bloc critica duramente el apartado de inversiones


El Bloc Nacionalista Valencia ha indicado que las inversiones previstas en los presupuestos son insuficientes, no son equilibradas ni territorial ni sectorialmente y se dedican prácticamente a la compraventa de parcelas.




 

Hacienda aprueba los presupuestos y el Bloc critica duramente el apartado de inversiones

Gandia ya cuenta con su documento presupuestario para el 2008. La corporación municipal lo aprobaba en la Comisión de Hacienda del pasado viernes, día 21 con la abstención del Bloc Nacionalista Valencià y los votos en contra del PP.

 

El presupuesto, tal y como anunciábamos en la pasada edición, asciende a más de 115.000.000 euros, una cantidad que en palabras de la concejal de Hacienda, Ana García, suponen un récord presupuestario en lo que respecta a las inversiones.

 

Contrariamente a estas afirmaciones, el Bloc Nacionalista Valencià alega que las inversiones destinadas para 2008 son inferiores a las del pasado año. Además, los nacionalistas definían las mismas como insuficientes y poco equilibradas a nivel territorial y sectorial. “Son básicamente unas actuaciones dedicadas a la promoción de la vivienda, la compra-venta de parcelas y a actuaciones urbanísticas. No presentan ninguna novedad y sí algunos olvidos de promesas electorales”, aseguraba el líder nacionalista, Josep Miquel Moya. Así mismo desde esta agrupación política se lamentaban de que la entrada en los presupuestos de la empresa Iniciativas Públicas haya servido de excusa al gobierno para diferir en ella la deuda municipal. “Nos dicen que no van a pedir ningún préstamo bancario, sin embargo va a ser la empresa la que lo pida. Con lo que, el ayuntamiento continua igualmente endeudándose”, explicaba Moya.

 

No obstante, el nacionalista indicaba que el Bloc iba a presentar una serie de enmiendas en el próximo pleno municipal porque “hay muchos compromisos sin consignarse, como la promesa de la rehabilitación de las calles entre Calderón de la Barca y Tirso de Molina, las diez zonas declaradas para rehabilitación de los distintos barrios o la creación de una guardería en la playa, por poner unos ejemplos”.