El departamento de turismo de la ciudad de Oliva ha programado, por segundo año consecutivo “Cinema vora mar”.


El departamento de turismo de la ciudad de Oliva ha programado, por segundo año consecutivo “Cinema vora mar”, una serie de cuatro proyecciones de películas los miércoles a partir de las 22 horas en la misma arena de la playa de Oliva. Con esta iniciativa se da respuesta a la demanda de actividades lúdicas y culturales orientadas específicamente para el turista o visitante que solicitara el consejo municipal de turismo en su última reunión. Ofrecer actividades a los veraneantes en las horas en que el atractivo del sol y playa no es suficiente. Este año, a diferencia de la primera edición, se ha seguido una temática a la hora de seleccionar las películas que se van a proyectar, en este caso es que sean filmes en los que la música y el baile tengan un papel predominante. La leyenda de una ciudad sin nombre, Grease, Billy Elliot y El submarino amarillo, son los cuatro títulos que se vana ofrecer en colaboración con la Mancomunitat de Municipis de la Safor que va a prestar la infraestructura técnica al departamento de Turismo de Oliva.




 

El departamento de turismo de la ciudad de Oliva ha programado, por segundo año consecutivo “Cinema vora mar”.

Josep Miquel Moya, como primer teniente de alcalde de la ciudad de Gandia, junto al Presidente de la Cooperativa Comercial del Centro Histórico de Gandia, han sido los encargados de recibir a los representantes de los comerciantes de Alicante que venían a conocer, en una jornada técnica, el proyecto de Centro Comercial Abierto, que en estos momentos lleva funcionando 15 años en Gandia con un éxito reconocido.

Los comerciantes de Alicante venían acompañados por el portavoz del BLOC en Alicante, Toni Arques, quien ha sido el catalizador para poder llevar a cabo la reunión, ya que dada la relación con el partido en Gandia, conocía de la experiencia de Centro Comercial de Gandia. Arques ha asegurado que la experiencia de Gandia puede ser valida para Alicante, ya que en estos momentos tienen una excesiva cantidad de Centros Comerciales, 8 en concreto, con un proceso de peatonalización del Centro Histórico de la ciudad.

Desde el Centro histórico, Arturo Torro se ha mostrado encantado de poder compartir experiencias, una práctica que ya se viene realizando desde hace años con otras ciudades de todo el ámbito español y que ahora van a  hacer con Alicante, con el convencimiento que se pueden intercambiar experiencias y que la experiencia podrá ser positiva para ambas ciudades, ya que ambos aprenderán algo nuevo.

 

Desde Alicante, la esperanza es poder estrapolar la acción de Gandia a la localidad de Alicante como una solución al problema planteado con el pequeño y mediano comercio, aunque también ha aclarado que en ningún caso creen que la implantación de grandes superficies vaya en detrimento del pequeño comercio, siempre y cuando las fuerzas entre ambos sectores estén compensadas