El PP llevará a los tribunales "las ilegalidades" del proceso de adjudicación del agua potable de Gandia


El Partido Popular de Gandia ha vuelto a salir a la palestra para denunciar tanto el contenido como el proceso de aprobación de la contrata del agua potable de la ciudad. La concejala popular Carla Ripoll ha señalado que el pliego de condiciones está plagado de errores y de ilegalidades, y ha añadido que su partido acudirá a los tribunales si hace falta.




 

El PP llevará a los tribunales "las ilegalidades" del proceso de adjudicación del agua potable de Gandia

 El equipo de gobierno de Gandia aprobó en pleno la adjudicación del tratamiento integral del agua a una empresa durante veinticinco años. Según el PP, el pliego de condiciones que regulará la contrata se ha realizado de forma oscura e interesada: no ha contado con la participación de la oposición ni de la ciudadanía, no especifica garantías ni obligaciones contractuales a la empresa y no posee con los estudios de viabilidad pertinentes. El Partido Popular interpreta esos vacíos y "claroscuros" en el proceso y es tajante: el canon de 15 millones de euros contratados servirá para equilibrar los supuestos "gastos desorbitados" del Ayuntamiento

Por encima de todo, el PP denuncia el pliego de condiciones. Se trata de un contrato público “completamente vacío” según Carla Ripoll. No menciona ni detalla las obligaciones de la empresa adjudicataria del ciclo integral del agua de Gandia. Asegura el PP que la adjudicación aprobada no especifica las obras a realizar, no pormenoriza los gastos y deja en un limbo los proyectos de infraestructuras hídricas que requiere la ciudad. Este vacío repercutirá -según el PP- en "recortes imprevistos" en la calidad del servicio hídríco que obtendrá la ciudadanía, puesto que la empresa contrada podrá ajustar sus beneficios a costa de menguar las prestaciones del agua potable. Nada en el pliego de condiciones blinda garantías a ese respecto, según Carla Ripoll.

¿Dónde irán a parar los quince millones de euros que el Ayuntamiento obtendrá de la concesión del agua potable? Puesto que el dinero se ingresará en las arcas comunes del Ayuntamiento sin especificar gastos, el PP lo tiene claro:es un dinero extra presupuestario que servirá para equilibrar las deudas municipales y para pagar el sobreendeudamiento del consistorio. Los quince millones de euros alimentarán el sueldo de los asesores municipales de la Alcaldía (que recibirán tres millones de euros), gastos de desplazamientos, dietas... Al margen de gastos “irrelevantes”, el Ayuntamiento de Gandia dejará de lado importantes proyectos de acondicionamiento hídrico en la ciudad según el PP.

El Partido Popular también ha denunciado el proceso de adjudicación, que habría estado plagado de “oscurantismo” a ojos de la oposición política y del resto de la ciudadanía. El PP asegura que su grupo recibió la documentación relativa a la concesión del agua potable el mismo día en que la comisión técnica del Ayuntamiento aprobó el anteproyecto de contrata. La oposición critica que no ha tenido tiempo de analizar la redacción del texto y duda de que se hayan realizado los estudios pertinentes sobre viabilidad y necesidades hídricas de Gandia. “Los técnicos municipales han puesto la firma pero nada más”, ha dicho Carla Ripoll, que no entiende que una adjudicación “tan importante sobre un bien de primera necesidad” como es el agua se haya hecho “con tantas prisas y sin respetar la transparencia del procedimiento”.

El pliego de condiciones para la adjudicación del tratamiento integral del agua potable de Gandia habría buscado obtener de forma inmediata ingresos municipales para “equilibrar y cuadrar” los presupuestos de la ciudad, ha manifestado Ripoll. El PP ha anunciado que cuando finalice el periodo de alegaciones su grupo acudirá a los tribunales si el Gobierno municipal no aclara dichos términos.