Casi 5.400 valencianos han registrado su documento de voluntad anticipada


El 29 de los documentos se han presentado en la conselleria y el 71 en el SAIP




 

Casi 5.400 valencianos han registrado su documento de voluntad anticipada

Un total de 5.368 personas de la Comunitat Valenciana han presentado hasta el momento su documento de voluntades anticipadas en el registro creado por la conselleria de Sanitat en marzo de 2005.

 

Por provincias, en Valencia se han registrado hasta el momento 3.253 voluntades anticipadas, seguida de Alicante, con 1.668 informes y Castellón, en el que 447 personas han presentado su documento.

 

El 29% de los Documentos de Voluntades Anticipadas se han entregado a los servicios centrales de la conselleria de Sanitat, y el resto, un 71%, se han presentado en servicios de Atención e Información al Paciente (SAIP) de los diferentes hospitales de la Comunitat.

 

El conseller de Sanitat, Manuel Cervera, ha calificado de “muy positiva la amplia respuesta social a esta iniciativa, ya que el documento de voluntades anticipadas tiene como finalidad el respeto de los valores personales y objetivos vitales del enfermo en la toma de decisiones clínicas”.

 

“Cada vez más personas muestran su voluntad sobre las actuaciones médicas que deben tenerse en cuenta cuando se encuentre en una situación en la que no pueda expresar libremente su voluntad y va dirigido al médico o equipo médico responsable, en el momento de atención del paciente”, según Cervera.

 

El titular de Sanitat ha indicado que “para el Consell es fundamental garantizar el derecho que tienen los ciudadanos a la hora de afrontar un trance tan duro como es la enfermedad de una manera libre y digna”.

 

El conseller ha recordado que “este documento tiene validez únicamente en los casos en los que el otorgante se encuentre en una situación que no le permita expresar por sí mismo su voluntad”.

 

Contenido del documento y validez

 

El documento de Voluntades Anticipadas consiste en un escrito en el que una persona mayor de edad o menor emancipada, con capacidad legal suficiente y libremente, manifiesta las instrucciones sobre las actuaciones médicas que deben tenerse en cuenta cuando se encuentre en una situación en la que no pueda expresar libremente su voluntad.

 

Los pacientes pueden presentar el documento en los Servicios de Atención e Información al Paciente (SAIP) de todos los hospitales de la red pública, así como en las direcciones territoriales y servicios centrales de la conselleria de Sanitat. También, puede realizarse en escritura pública ante notario.

 

El Registro de Voluntades Anticipadas, funciona según los principios de confidencialidad, seguridad y control, de modo que sólo podrán acceder a él las personas autorizadas, a través del certificado de firma electrónica y un número de usuario.

 

En el documento se pueden realizar manifestaciones para que, en el supuesto de situaciones críticas, vitales e irreversibles para la vida, se evite el sufrimiento con medidas paliativas aunque se acorte el proceso vital, no se prolongue la vida artificialmente por medio de tecnologías y tratamientos desproporcionados o extraordinarios. También se pueden expresar los valores personales, para ayudar a la interpretación del Documento de Voluntades Anticipadas, sobre todo en el caso de que no se haya nombrado representante.

 

Asimismo, en este documento también se puede nombrar a un representante que será  el interlocutor válido ante el médico responsable o el equipo sanitario, facultándole para interpretar sus declaraciones o instrucciones, en el caso de que éstas no hayan quedado suficientemente claras. Por último, también se puede expresar la voluntad de donar los órganos. En este caso, no será necesario solicitar el consentimiento de la familia.

 

Todo lo que el ciudadano escriba en el documento de voluntades anticipadas se tendrá en cuenta siempre que se corresponda con la buena práctica clínica y no sea contrario a la Ley. Por ejemplo, en nuestra legislación no se admite la eutanasia, por tanto sí se  ha pedido no se tendrá en cuenta; tampoco se tendría en cuenta si se solicita un tratamiento contraindicado para su patología, a juicio del equipo médico que le asiste.

 

El documento de Voluntades Anticipadas es válido cuando el paciente no pueda expresar libremente su voluntad (situaciones de inconsciencia, de coma, de incapacidad mental, etc.). Si el paciente está consciente y con capacidad de decisión prevalecerá lo que manifieste en ese momento, sobre lo escrito en el Documento de Voluntades Anticipadas, aun cuando lo contradiga.

 

Una vez otorgado el Documento de Voluntades Anticipadas se puede cambiar de opinión, es decir, el Documento de Voluntades Anticipadas se puede modificar, revocar o sustituir y siempre prevalecerá el último.

 

El Documento se puede otorgar bien ante notario o ante tres testigos y es válido aunque no esté registrado aunque es aconsejable hacerlo. En el caso de que no esté registrado se recomienda entregarlo al médico para que lo introduzca en la Historia Clínica, repartirlo entre los familiares y allegados, de tal manera que el equipo médico pueda tener conocimiento de que existe tal documento y de su contenido.