Más de una treintena de personas han sufrido una intoxicación alimentaría al ingerir, al parecer, un postre en mal estado en un restaurante de Oliva.


Más de una treintena de personas han sufrido una intoxicación alimentaría al ingerir, al parecer, un postre en mal estado en un restaurante de Oliva. Aunque no todos los afectados han tenido que ser hospitalizados, la gravedad de algunos afectados, entre los que se encuentra el propietario del restaurante, Alex Fuster, han provocado que algunas personas hayan sido trasladadas al Hospital de Gandia. Aunque se ha establecido como posible causa de la intoxicación, el mal estado de los huevos que se utilizaron en la elaboración del postre, la conselleria de Sanidad todavía se encuentra investigando los hechos.




 

Más de una treintena de personas han sufrido una intoxicación alimentaría al ingerir, al parecer, un postre en mal estado en un restaurante de Oliva.

Josep Miquel Moya, como primer teniente de alcalde de la ciudad de Gandia, junto al Presidente de la Cooperativa Comercial del Centro Histórico de Gandia, han sido los encargados de recibir a los representantes de los comerciantes de Alicante que venían a conocer, en una jornada técnica, el proyecto de Centro Comercial Abierto, que en estos momentos lleva funcionando 15 años en Gandia con un éxito reconocido.

Los comerciantes de Alicante venían acompañados por el portavoz del BLOC en Alicante, Toni Arques, quien ha sido el catalizador para poder llevar a cabo la reunión, ya que dada la relación con el partido en Gandia, conocía de la experiencia de Centro Comercial de Gandia. Arques ha asegurado que la experiencia de Gandia puede ser valida para Alicante, ya que en estos momentos tienen una excesiva cantidad de Centros Comerciales, 8 en concreto, con un proceso de peatonalización del Centro Histórico de la ciudad.

Desde el Centro histórico, Arturo Torro se ha mostrado encantado de poder compartir experiencias, una práctica que ya se viene realizando desde hace años con otras ciudades de todo el ámbito español y que ahora van a  hacer con Alicante, con el convencimiento que se pueden intercambiar experiencias y que la experiencia podrá ser positiva para ambas ciudades, ya que ambos aprenderán algo nuevo.

 

Desde Alicante, la esperanza es poder estrapolar la acción de Gandia a la localidad de Alicante como una solución al problema planteado con el pequeño y mediano comercio, aunque también ha aclarado que en ningún caso creen que la implantación de grandes superficies vaya en detrimento del pequeño comercio, siempre y cuando las fuerzas entre ambos sectores estén compensadas