AVACU PRESENTA UN INFORME SOBRE CRÉDITOS RÁPIDOS.


La Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios ha presentado esta mañana un informe sobre Créditos Rápidos, en el que se recogen las características de los mismos, las razones para recurrir a ellos, las recomendaciones a la hora de solicitarlos, así como un análisis de la publicidad de este tipo de créditos.




 

AVACU PRESENTA UN INFORME SOBRE CRÉDITOS RÁPIDOS.

El presidente de AVACU ha destacado la facilidad y comodidad que ofrecen estos créditos en la contratación, sin necesidad de dar explicaciones sobre a qué se va a destinar el préstamo, y la rapidez en la concesión del mismo, sin  que se realice un estudio previo de la situación del solicitante. Otra de las características es la flexibilidad para devolver el dinero, lo que se traduce en plazos de amortización más largos, con lo que al final se acaban pagando más intereses.

Por lo que respecta a la publicidad, pocas son las cadenas que no emiten este tipo de anuncios, concentrándose la mayoría en horario de mañanas y entre semana:

- en una de las mañanas analizadas, en casi 22 minutos de publicidad se emitieron 20 anuncios de este tipo de créditos

- de 42 anuncios en 2 horas de programación, 16 fueron de créditos rápidos...

Fernando Móner también ha señalado que la duración media de estos anuncios suele ser bastante corta en relación a la información que prestan, ya que se trata de cantidades de dinero importantes y se debería ofrecer una información completa y clara para el consumidor; asimismo, en la publicidad debería aparecer información relativa a la Tasa Anual Equivalente (TAE), lo que en muy pocos casos sucede.

Julián Tío, responsable del Gabinete de Información, ha destacado algunas de las recomendaciones a la hora de contratar este tipo de créditos: evaluar otras posibilidades, estudiar distintas ofertas, conocer las condiciones antes de firmar el contrato…

En los últimos años hemos asistido a la proliferación de diversas entidades y compañías de crédito que ofrecen a los consumidores una solución, aparentemente rápida y sencilla, para hacer frente a gastos inesperados o extras que pudieran surgir: los créditos rápidos.

Según datos del Banco de España, la solicitud de estos créditos rápidos aumenta cada año: un 25% en 2005, pese a operar con intereses de entre el 20% y el 30%. Casi cuatro millones de españoles contrataron un producto de estas características en 2004, ascendiendo a un valor total de más de 11.700 millones de euros.

Más de un 51% de los consumidores tienen dificultades para llegar a fin de mes. Si a esto le unimos que el 73% de las familias está afrontando algún tipo de deuda (préstamos hipotecarios, compras a plazos, créditos al consumo...) y que el 23% reconoce que le es imposible ahorrar algo cada mes[1], para buena parte de las economías domésticas resulta difícil hacer frente a cualquier tipo de imprevisto que pueda surgir.

Tarjetas de crédito o de fidelización, créditos rápidos, hipotecas de hasta 50 años, préstamos personales flexibles… son fórmulas válidas para hacer frente a esos gastos puntuales, pero que usadas con asiduidad pueden llevar a las familias a situaciones de sobreendeudamiento.


 

¿Qué son los créditos rápidos?

Son préstamos de cantidades de dinero relativamente pequeñas, cuyas características principales son la rapidez en la disposición  del dinero, una contratación fácil y cómoda, con unos trámites mínimos, pero a cambio unos elevados tipos de interés.

Mientras que a la hora de demandar un crédito personal se requiere pasar unos determinados filtros, los créditos rápidos se pueden obtener de manera rápida y sin papeleos. El préstamo se suscribe con una fotocopia del DNI, una nómina y un número de cuenta; una vez recibida la documentación requerida y aprobada la solicitud de concesión del préstamo, el dinero es enviado en la mayoría de casos en un máximo de 48 horas.

 


Características de los créditos rápidos:

- comodidad y facilidades en la contratación

- rapidez en la concesión del dinero

- flexibilidad para devolver el préstamo

- intereses y comisiones mucho más elevados


¿Por qué se recurre a ellos?

Según una encuesta realizada por AVACU a finales de 2006, la mayoría de los consumidores que recurren a estos créditos lo hacen sin barajar antes otras posibilidades; en otros casos, se recurre a ellos porque se necesitaba el dinero y otras entidades tardaban más tiempo en conceder el préstamo. Otras razones que los consumidores aluden para solicitar estos denominados créditos express son por ser la opción que más les convenció o por no concederles el dinero en cualquier otra entidad. Los consumidores señalan como el principal problema derivado de estos créditos los intereses excesivos.

 

 

No, recurrí a ellos directamente

46.15%

Sí, pero es la opción que más me convenció

11.54%

Sí, pero necesitaba dinero rápido y otras entidades tardaban más tiempo

26.92%

Sí, pero no me concedían el crédito en ninguna otra entidad

7.69%

Otros

7.69%

 

 

 

Análisis de la publicidad

Este tipo de préstamos tienen en la publicidad su principal aliado. En los anuncios resaltan la facilidad y comodidad para conseguir estos préstamos, sin que en muchos casos se señalen las condiciones reales de contratación y en otros, debido al tamaño y a la rapidez con que aparecen, sea imposible poder leerlas.

 

Características de estos anuncios:

-          en general, los anuncios se centran en las facilidades para conseguir el dinero solicitado, bien mediante una llamada (en la mayoría de los casos, un 902) o a través de internet

-          las condiciones de contratación, cancelación, etc. aparecen en letra pequeña y muy rápido, prácticamente imposible de leer, y en algunos casos, ni siquiera aparecen

-          se informa de los intereses mensuales y se le indica la comodidad de pagarlo en cómodos plazos, lo que puede llevar a confusión al consumidor si no se calculan dichos intereses anualmente ni el total que se va a pagar finalmente

-          en algunos casos, se recurre a personajes famosos o caras conocidas por parte del consumidor para publicitar este tipo de productos

 

 

Consejos a la hora de contratar este tipo de créditos

Aunque las reclamaciones en este sector no son muy habituales, sí se dan muchas consultas por parte de los consumidores con respecto a las condiciones de los préstamos (comisiones, intereses, amortización anticipada, etc.), así como la fiabilidad de las entidades que publicitan este tipo de créditos.

Por otra parte, es fundamental tener en cuenta que solicitar un préstamo para pagar deudas a las que no se puede hacer frente implica entrar en una dinámica peligrosa de endeudamiento para el consumidor. Así mismo, es importante valorar otros aspectos:

-                           evaluar la posibilidad de otras vías de financiación (créditos personales, ampliación de hipoteca, etc.)

-                           en el caso de optar por este tipo de préstamos, estudie las distintas ofertas que existen en el mercado, verificando las condiciones de cada una de ellas

-                           en cualquier caso, pero especialmente al contratar estos créditos, analice y valore el presupuesto mensual, para conocer el límite de la capacidad de deuda, es decir, verificar los ingresos fijos de que se dispone así como los gastos básicos mensuales. La diferencia entre los ingresos y los gastos mensuales es la cantidad de que se dispone para asumir nuevas deudas; si se contraen deudas por encima de esa cantidad, se puede caer en una situación de endeudamiento.

-                           antes de firmar, se deben conocer las condiciones y leer detenidamente la letra pequeña: la Tasa Anual Equivalente (TAE), comisiones de apertura, de cancelación, etc.

-                           de la misma forma, se debe tener en cuenta cuando se contraten estos créditos, que cuanto más tiempo se tarde en devolver la cantidad solicitada, habrá que pagar una mayor cantidad de intereses, que al ser tan elevados pueden suponer un coste difícil de sobrellevar

-                           comprobar que  la entidad está registrada debidamente en el Banco de España y que cuenta con la autorización previa correspondiente.