Ejercicio de memoria histórica el próximo viernes en el Teatro Serrano


Soliloquio de Grillos, de Triclinium Teatro, nos propone un drama lleno de intensidad y de vida, con dosis de comedia.




 

Ejercicio de memoria histórica el próximo viernes en el Teatro Serrano

Triclinium Teatro nos presenta una historia de vivísima actualidad, después de que se hayan comenzado a localizar y abrir las fosas comunes de desaparecidos en la Guerra Civil española y que en el Congreso se pruebe, en el pasado mes de octubre, el proyecto de ley sobre la Memoria Histórica.

Una obra que habla de emociones y sentimientos, que quiere cerrar heridas y mirar hacia el futuro.

 

Juan Copete, autor de la obra Soliloquio de Grillos, afirma que el texto y el contenido de la representación son parte de un hecho real que ocurrió durante la Guerra Civil española, cuando tres mujeres fueron ajusticiadas en una cuneta. El poeta y dramaturgo extremeño tiene como objetivo presentar una obra firmemente decidida a sacudir conciencias.

 

Soliloquio de Grillos hila y sobrehíla las últimas horas de la fuga hacia ninguna parte de esas tres víctimas, en un texto duro, bonito, tierno, esperanzador y sin futuro, como fue el destino que tenían reservado. Eso sí, luchando con las palabras para no hacer una obra de guerra, y huyendo para no caer en un melodrama que, sin duda, le quitaría credibilidad a la tragedia.

 

La puesta en escena plantea un doble plano que va funcionando en paralelo a lo largo de toda la obra que se une al final. Por una parte, las tres muertas que escuchan la vida que transcurre encima de ellas: unos niños que juegan, una pareja que se quiere, unos jóvenes drogadictos, etc. Por otra,  la peripecia real de las tres mujeres: Vitoria, Sacramento y Olvido con sus vidas y experiencias.

 

Con respecto a la compañía, formada también por tres mujeres, nació en el año 2000 con el objetivo concreto de seguir una línea de trabajo que aborde problemas sociales, apoyándose en textos originales y, a ser posible, contemporáneos de autores vivos y próximos. En esta ocasión trabajan bajo la dirección de Esteve Ferrer reconocido de entre otros con dos premios MAX y dos premios BUTACA.

 

La cita es el próximo viernes, 25 de enero, a las 22:30 horas.  El escenario del Serrano conjuga pasado y presente en un ejercicio de memoria histórica.