EL Ayuntamiento de Xeraco emitió un informe técnico falso para recibir ayudas de la Generalitat


En septiembre, el Ayuntamiento de Xeraco emitió un informe falso para recibir una subvención de la Conselleria de Industria. La subvención pretendía financiar la iluminación de una avenida del pueblo. Aquella ayuda se perdió porque el trámite no llegó a tiempo y, ahora, el Partido Popular de Xeraco se plantea abrir un recurso judicial contra la falsificación del dictámen técnico del Ayuntamiento, pues la obra que debía recibir la ayuda no existía. El PP asegura que la pérdida de dicha subvención demuestra la mala gestión burocrática del Ayuntamiento, a lo que se suma una mala gestión económica en múltiples ámbitos, como el déficit de 315.000 euros que arrastra el consistorio.




 

EL Ayuntamiento de Xeraco emitió un informe técnico falso para recibir ayudas de la Generalitat

El Partido Popular de Xeraco desgranó el viernes diversos ejemplos de “mala gestión económica” del gobierno municipal, según el líder popular Frank Pérez. Pérez aludió al vacío existente en las arcas municipales de 315.000 euros, déficit presupuestario devengado en 2007 y que será cargado a las cuentas del año en curso. El alcalde de Xeraco, Ferrán Bofí, le ha quitado hierro al asunto y considera que se trata de un 'desajuste' normal en las cuentas municipales.

Bofí no ha aludido sin embargo al hecho de que, al día de hoy, no exista tan siquiera un esbozo de los presupuestos municipales de 2008, tal y como denuncia el PP.

El Partido Popular de Xeraco ha hecho un balance muy crítico de la gestión económica del equipo de Alcaldía y ha hecho hincapié en las circunstancias que rodean a la pérdida de una subvención de la Conselleria. Xeraco ha perdido ayudas por valor de 28.000 euros destinadas a la iluminación de la Avenida de Valencia del municipio. El Ayuntamiento no llegó a tiempo en el plazo previsto para pedir la subvención e intentó ganar tiempo -según cree el PP- falsificando un informe técnico. De hecho, el consistorio aprobó en pleno municipal un documento que daba fe de que las obras de iluminación habían sido ejecutadas, por el que solicitaba las ayudas correspondientes de la Agencia Valenciana de la Energía (AVE). El informe era falso, dado que la obra ni siquiera había empezado, por lo que el Ayuntamiento se vio obligado a corregir y a emitir un nuevo informe disculpatorio a la Conselleria de Industria.

Además -según ha admitido el alcalde de Xeraco- el presupuesto encargado para la obra era insuficiente: no contemplaba la reposición de las baldosas de la calle. Dicho contratiempo, sumado al falso informe de obra, acabaron persuadiendo al Ayuntamiento de que renunciase a las ayudas. A mediados de septiembre, el plazo para pedir la subvención estaba a punto de vencer sin haberse iniciado el proyecto.

El Partido Popular del municipio está estudiando si hubo indicios de delito en la emisión de un informe técnico falso. Si es así, el PP recurrirá a la vía judicial para denuncial al equipo de gobierno de Xeraco. Su alcalde, Ferran Bofí, ha admitido que “hubo errores técnicos” a la hora de solicitar las ayudas a la Agencia Valenciana de la Energía pero ha quitado importancia a la amenaza judicial del Partido Popular. Si hubiese recurso, coomo mucho afectará “a algún técnico” del Ayuntamiento, según Bofí.

La iniciativa del PP responde a una estrategia de obstrucción de la política muncipal, ha afirmado Bofí, que ha añadido que los populares “buscan atacar al Gobierno buscando minucias entre las facturas del Ayuntamiento”. El Partido Popular no piensa así e incide en la “mala gestión continuada del consistorio”. Otro ejemplo serían las reformas de la Casa de la Cultura, según el PP.

Los populares denuncian que la reforma de la Casa de la Cultura de Xeraco se habría hecho sin abrir el proyecto a concurso público. En vez de ello, se habría encomendando a una única empresa mediante el procedimiento de contratación 'por fase' (contratos consecutivos por gastos de obra menores de 60.000 euros), que habrían comportado pagos extraordinarios y, sobre todo, el encarecimiento final del presupuesto, según aafirma el PP. Según esta hipótesis, las reformas de la Casa de la Cultura habrían superado de forma innecesaria los dos millones de euros.

El PP denuncia que dicho “despilfarro” habría servido para enriquecer a la empresa encargada de las obras. Los populares acusan al equipo de gobierno de Xeraco de “pagar favores a los amigos” y aseguran que la contratación “a dedo” de una única empresa es un hecho “normal” en el Ayuntamiento. El alcalde del pueblo lo niega y replica que las obras públicas municipales se hacen con total transparencia, conforme a la legalidad del concurso público.

Las acusaciones del PP sobre “amiguismo” serían evidentes en otro actuación municipal. Según los populares, el consistorio ha duplicado este año los presupuestos para el Polideportivo Municipal (de 35.000 euros a 74.000 euros) sin justificación alguna. El aumento presupuestario habría servido para encubrir la contratación de un antiguo cargo de confianza del gobierno municipal, según ha denunciado el concejal Frank Pérez.