Piles consolida su presencia en Fitur


La localidad de Piles también está presente este año en Fitur. Con su presencia el alcalde del municipio, Vicent Ciscar, explicaba que se consolida ya su asistencia a esta feria del turismo. Además, Ciscar indicaba que han aprovechado la ocasión para aclarar un pequeño asunto que ‘no les cuadraba’ con las obras del paseo de la localidad. Al parecer se iniciaron ayer y sin previo aviso en la zona norte cuando debían de haberse comenzado en el sur y con un material de piedra que desconocían. Ahora han aclarado que estas piedras forman parte de un proyecto para resguardar la arena de los posibles temporales.




 

Piles consolida su presencia en Fitur

“Este año venimos a vender nuestra playa y estamos primando el producto autóctono: la naranja. Se han preparado montones de mallas de naranjas que estamos regalando a los asistentes y que está teniendo un éxito espectacular”. Con estas palabras el alcalde de la localidad de Piles hablaba de su presencia en Fitur y confirmaba la consolidad de esta asistencia que este año cumple su segundo aniversario.

 

Ciscar explicaba que con ello se espera que a partir de la Semana Santa mucha gente de la que vaya a visitar Fitur opte por Piles como destino de vacaciones.  

 

El alcalde explicaba además que han aprovechado su vista a Fitur para acudir al Ministerio de Medio Ambiente para aclarar ‘las irregularidades’ que presuntamente se estaban cometiendo en las obras del paseo de la playa. Ayer, la empresa que está haciendo el refuerzo del Paseo Marítimo comenzó a descargar unas piezas de gran tonelaje y “no teníamos constancia de que se estaba haciendo ni para qué iban a servir esas piedras, además, teníamos prevista el inicio de las actuaciones en la zona sur de la playa y se han comenzado en la norte”, comentaba el edil.

 

Finalmente y desde el Ministerio se les ha informado que estas piedras forman parte del plan de remodelación del Paseo y sirven para hacer una escollera enterrada a lo largo de toda la playa (un kilómetro y medio), de 3 metros de profundidad, que resguardarán la arena de posibles temporales.

 

Así, las obras comenzarán con la zanja de canalización de estas piedras el viernes y el compromiso que existe es que en la primera semana de junio se paralicen, para dejar paso a los meses de verano, y se retomen más adelante, en octubre.