COMUNICADO OFICIAL DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CIRUGÍA DE LA OBESIDAD


Ante los últimos sucesos recogidos por los medios de comunicación a propósito de la muerte de 3 pacientes obesos, la Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad quiere manifestar:




 

COMUNICADO OFICIAL DE LA SOCIEDAD ESPAÑOLA DE CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

 

1.                  La obesidad clínica severa o mórbida es una enfermedad caracterizada por el exceso de depósito de grasa corporal. El índice de Masa Corporal (IMC -peso /talla en metros al cuadrado-) igual o superior a 40 o igual o superior a un IMC de 35 y otras co-morbilidades asociadas como: hipertensión, diabetes, colesterol alto, enfermedad cardiaca y coronaria, apnea del sueño.

 

2.                  Es un problema de salud muy importante que amenaza la vida de los pacientes que la padecen.

 

3.                  En ningún caso se trata de un problema estético que pueda resolverse con cirugía plástica o estética.

 

4.                  La única solución curativa a largo plazo para los pacientes con obesidad severa o mórbida es la cirugía de la obesidad, la cirugía bariátrica. Se estima que los pacientes con obesidad mórbida que se operan viven, de media, doce años más que aquellos pacientes con obesidad mórbida que no se operan. Además de evitar la muerte prematura por obesidad, la cirugía cura las complicaciones (co-morbilidades)  que la acompañan (hipertensión, diabetes, colesterol alto, enfermedad cardiaca y coronaria, apnea del sueño).

 

5.                  La cirugía bariátrica consiste en reducir, en mayor o menor grado, el tamaño del estómago, asociando en la mayor parte de los pacientes un procedimiento que impida la absorción de la grasa. Tras la cirugía, la forma de comer cambia radicalmente. Así, se reduce la ingesta de calorías y se asegura una pérdida de peso que controla la enfermedad.

 

6.                  Los pacientes con obesidad severa o mórbida son población de riesgo y, por tanto, cuando se intervienen quirúrgicamente, su cirugía conlleva los mismos riesgos que en otros pacientes también de riesgo (edad avanzada, diabéticos, hipertensos, desnutridos…) que son intervenidos por cualquier otra patología.

 

 

7.                  La cirugía bariátrica es una cirugía de envergadura para tratar un problema de salud muy serio. Se opera para evitar las muertes que causa la obesidad. Toda la cirugía de la obesidad está considerada como cirugía mayor y esto significa que no está ausente de potenciales complicaciones graves. No obstante, se trata de una técnica muy segura que, practicada por cirujanos especializados en el manejo de la obesidad, tiene una mortalidad inferior al 2 por ciento.

 

8.                  Existen varias alternativas quirúrgicas. La mayor parte de ellas se realizan hoy en día a través de un abordaje laparoscópico, lo que supone una menor agresión al paciente. En las unidades de obesidad, después de un estudio exhaustivo, a cada paciente, se le recomienda el procedimiento más adecuado en su caso.

 

9.                  La difusión de ciertas informaciones disparan una serie de injustificadas alarmas en los pacientes con obesidad mórbida que podrían perjudicar seriamente su salud, induciéndolos a optar por otras alternativas “terapéuticas” no útiles para tratar su enfermedad.

 

10.              La Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad recomienda a los pacientes obesos que consulten con cirujanos y unidades de obesidad convenientemente acreditados. Ellos le proporcionarán una información correcta y veraz. Además, evaluarán su caso de forma individual planteándoles el tratamiento más adecuado para su problema.

 

 

Para mayor información:

Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO)