Bernabé propone la construcción de una variante paralela a la AP-7


Antonio Bernabé, delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, visitaba Oliva para reunirse con los alcaldes de La Safor afectados por el trazado de la variante a la N-332. Bernabé ha propuesto un proyecto de una variante, llamada A-38, que irá desde Valencia hasta el Verger y que contará con seis entradas distintas a la comarca.




 

Bernabé propone la construcción de una variante paralela a la AP-7

El delegado de gobierno en la Comunitat Valenciana, Antonio Bernabé, visitaba la localidad de Oliva para reunirse con los alcaldes de La Safor afectados por la variante de la N-332. Bernabé ha lanzado una nueva propuesta para la N-332 que convertirá esta variante en autovía desde Valencia hasta el Verger y se llamará A-38. ésta contará con dos carriles en dos sentidos y discurrirá en paralelo de la autopista AP-7. Además, también contará con seis nudos de enlace a distintos municipios de la comarca de La Safor.

 

“Mejorará la conectividad de las comarcas afectadas y el acceso a las mismas por carretera”, explicaba. Esta propuesta tendrá un coste de 500.000.000 euros, de los que 300.000.000 euros ya están en ejecución. “Hemos dado un paso fundamental puesto que además, las obras se encuentran ya en ejecución”, indicaba Bernabé.

 

Una de las novedades importantes de este proyecto es que será asumido íntegramente por el gobierno de España dejando fuera a la Generalitat que hasta ahora se iba a hacer cargo de la mitad de la financiación.

 

La fecha de finalización de las obras todavía no es muy segura, aunque todo augura que se tarden entre cuatro y cinco años. Bernabé indicaba que todavía falta el estudio de las alegaciones, del impacto medioambiental y la elaboración del proyecto constructivo.

 

El alcalde de Oliva, Salvador Fuster, se mostraba muy contento por la propuesta del delegado y explicaba que ahora es el momento de solucionar esta asignatura pendiente.