Enguix y Femenia valoran la variante de la N-332


La variante a la N-332 por fin parece que está viendo la luz en su ejecución. El delegado de Gobierno, Antonio Bernabé explicaba que será la A-38, que irá desde Valencia al Verger. Esta propuesta ha incitado las valoraciones de los diferentes alcaldes afectados por la misma. Salvador Enguix, de Beniarjó, y Salvador Femenia, de la Alquería, han reflexionado.




 

Enguix y Femenia valoran la variante de la N-332

La propuesta de la variante a la N-332 lanzada por el delegado de Gobierno, Antonio Bernabé, a los alcaldes de las localidades afectadas en Oliva ha incitado las valoraciones de los mismos.

 

Por parte del alcalde de Beniarjó, Salvador Enguix, este no es un proyecto nuevo ni novedoso puesto que ya se conocía desde hace tiempo y la única novedad que contempla es que la autovía planteada será de doble sentido con dos carriles cada uno. Un nuevo punto que valora como positivo. Así mismo, Enguix insiste en que este plan no le viene de nuevo puesto que él siempre ha apostado por esta opción.

 

Respecto a la finalización de las obras prevista para el año 2012, Enguix duda de que esté finalizada en estas fechas e indica que esta previsión ha sido más que nada “un anuncio electoral”. Para el alcalde, las obras no estarán listas en menos de seis a ocho años.  

 

No obstante, todo eran halagos al proyecto por parte del alcalde de la Alqueria, Salvador Femenia, quien califica de excelente esta nueva autovía, la A-38.  Para él, esta propuesta tan reivindicada (desde hace 15 años) ayudará al desarrollo urbanístico y empresarial de la comarca de la Safor.   

 

En cuanto a los problemas de contaminación acústica y el aumento en el tránsito de vehículos pesados a los que no se les ha dado solución y que tendrán que soportarse todavía cinco o seis años más (mientras dure el período de ejecución de obras), Femenia indicaba que habrá que afrontarlos con paciencia. “Estos suponen el precio que se ha de pagar para mejorar en calidad de vida y dar un paso hacia la modernidad”.