El Gobierno de Oliva tacha de 'irresponsables' las declaraciones de Canet y cierra filas con la Policía Local


La Policía Local de Oliva no sólo no trabaja por debajo de sus posibilidades sino que ha reforzado sus unidades y ha sido fundamental en el descenso de la criminalidad en los últimos años. El portavoz del Gobierno Municipal olivense, Vicent Sabater, ha contestado así a las acusaciones del concejal popular Carles Canet, quien denunció esta semana la supuesta precariedad del cuerpo de seguridad local. Sabater ha tachado esas críticas de “irresponsables” y de ser “completamente falsas”.




 

El Gobierno de Oliva tacha de 'irresponsables' las declaraciones de Canet y cierra filas con la Policía Local

El portavoz del Gobierno Municipal de Oliva considera “inaceptables” las críticas vertidas por Carles Canet respecto al mal funcionamiento de la Policía Local. Según Vicent Sabater, las palabras del concejal popular “han querido sacar rédito político de forma vergonzosa e irresponsable”. Los recordamos que Canet hizo mención de la supuesta ubicación de la armería de la Policía, que consideró “insegura” por ser “accesible a todo el mundo”.

Vicent Sabater ha negado este punto y ha denunciado el talante “irresponsable” de Canet dado que “el concejal jamás haría público que en su casa puede entrar todo el mundo, a pesar de que sea falso”.

El portavoz municipal de Oliva ha ido contestando una por una las críticas del PP sobre la seguridad policial a la ciudad. No es cierto -según Sabater- que la Policía haga “omisión de funciones” porque el cuerpo policial “ha sido reforzado a los últimos años” y además trabaja en “a pleno rendimiento a la calle”. Sabater ha querido reforzar sus declaraciones con datos: según el Ayuntamiento olivense, la criminalidad de la ciudad ha caído en un 14 % en 2007, al menos en lo que respecta a las denuncias tramitadas.

Vicent Sabater ha anunciado además que la Policía Local dispondrá de un nuevo retén antes del verano. Se trata de un proyecto antiguo, planeado hace más de dos años, pero que se hallaba paralizado por falta de acuerdo. Según el portavoz del gobierno de Oliva, el sindicado Comisiones Obreras había obstaculizado una solución al proyecto propuesto en 2006 y cuyo plazo de realización acababa en 2008.

Ante el inminente agotamiento del plazo -según Sabater- el Gobierno de Oliva actuará por voluntad propia para hacer realidad la comisaría antes del verano.