El 22 de enero se cierra definitivamente la Planta de Ador.


El 22 de enero se cierra definitivamente la Planta de Ador, y tan sólo unas horas antes del cierre, no está todavía claro qué es lo que va a pasar con la basura de la Safor, ya que la Diputación no ha sido capaz de llegar a acuerdos claros con las plantas de tratamiento o transferencia a las que se ha de destinar la basura de la Safor. Esta situación está generando malestar entre los responsables de medio ambiente de ciudades como la de Gandia, quien ha recibido la orden de enviar la basura del sábado a la planta de Denia, por parte de la Diputación, pero que ha recibido la comunicación de los responsables de la propia planta de que no van a hacerse cargo de la basura. A esta situación hay que añadir la preocupación por lo que va a pasar con los trabajadores de la planta de Ador una vez se cierre. De hecho, Gandia se ha comprometido a hacerse cargo de dos de los trabajadores, pero desde el consistorio se ha denunciado una vez más la falta de planificación y previsión de la Diputación, que hace que en estos momentos se desconozca qué es lo que va a pasar con la recogida de residuos sólidos de la comarca en los próximos días.




 

El 22 de enero se cierra definitivamente la Planta de Ador.

De la colaboración entre el departamento de medio ambiente del Ayuntamiento de Gandia y la Junta Local FAllera de Gandia, ha nacido una nueva modalidad de premios falleros, que consiste en premiar con 1.750 euros por categoría, a la mejor escena fallera que haya sido confeccionada a la forma tradicional.

Desde el departamento de Medio Ambiente, se reconoce que con la utilización de materiales sintéticos como el poliespan o el corcho blanco, se ha ganado en monumentalidad en las fallas y también en economía, ya que son materiales fáciles de modelar y más económicos, pero también se ha perdido en sostenibilidad dado que en la noche de la Cremà, los cielos se llenan de humos negros tóxicos y contaminantes y además se ha perdido la espectacularidad de ver a los ninots consumirse lentamente en el fuego, ya que los nuevos materiales tienen una combustión rápida y violenta. De esta observación, se ha propuesto la creación de un premio que pretende inducir a las comisiones a recuperar la forma tradicional de elaborar una falla, con materiales tradicionales y reciclables.

De momento, la concurrencia al premio es totalmente voluntaria, y quizás por ello, desde los dos estamentos, Ayuntamiento y Junta Local, se ha mostrado especial satisfacción, ya que 16 de las 22 comisiones han decidido optar al premio,.

Los premios se entregarán en un acto específico el 1 de abril, en el salón de plenos del Ayuntamiento, en un novedoso acto en el que además se pretende rendir homenage a los artistas falleros que hayan conseguido alguno de los premios de fallas de Gandia