El Aguas de Valencia Gandia Básquet pierde en La Palma


El UB La Palma se impuso la noche del pasado viernes al Aguas de Valencia-Gandia por 81-68 en el partido correspondiente a la 21ª jornada de la Liga LEB Oro, disputado en el Pabellón Insular de Miraflores.




 

El Aguas de Valencia Gandia Básquet pierde en La Palma

Durante el descanso ya mandaba el cuadro que dirige Domingo Rodríguez por 32-26, gracias en parte al magnífico trabajo desplegado durante el primer cuarto. Sin embargo, el Gandia sacó a relucir su mejor juego durante el tercer cuarto, coincidiendo con el peor momento de los locales y, tras un parcial de 18-27, logró darle la vuelta al partido. El UB supo reaccionar a tiempo y en el último cuarto terminó por desarbolar a un Gandia errático en ataque y que en defensa no supo contrarrestar el acierto palmero. Steven Edwards con 19 puntos (5 triples) fue el mejor anotador del UB La Palma, bien secundado por los 15 de Isma Torres y los 14 de Héctor Manzano, mientras que Dan Grunfeld, que terminó el partido lesionado, fue con diferencia el mejor hombre del Gandia Básquet con 19 puntos y 6 rebotes...

 

El partido arrancó con un triple de Edwards, que siempre es la mejor de las señales, y que unido a otro posterior de de Sebas Arrocha, le daba al UB la primera ventaja (8-4). Por su parte, Gandia vivía del trabajo de Grunfeld, autor de un par de buenas canastas. Una suspensión de Manzano y un palmeo de Johnson ponían el 12-8 en el marcador (ya en ese instante habían logrado anotar los cinco jugadores del quinteto de Domingo Rodríguez), ventaja que se ampliaría con un tiro de Sebas unido a sendas acciones en la pintura a cargo de Isma Torres (18-8). La Palma comenzaba a tener criterio en su ofensiva mientras que en defensa trabajaba con intensidad, cerrando las opciones de anotar al rival. Un triple de Johnson amplió las diferencias (21-8), pero Peterson y Javi Rodríguez lograron reducirla. El cuarto finalizaba con otra canasta de Johnson (23-12), ya que el postrero intento triple de Volcy no entró...

 

Sin embargo, las buenas sensaciones que el UB había dejado en los primeros diez minutos se tornaron en dudas y muchos errores en la reanudación. Los primeros minutos, con cuatro puntos de Koffi y otra canasta de Torres (29-15), permitieron al UB alcanzar su máxima renta del partido. Por su parte, el Gandia solo fue capaz de anotar un triple (Alex Burgos) en los primeros cinco minutos del segundo cuarto. El partido parecía controlado hasta que los hombres de Isma Cantó reaccionaron de la mano de Dan Grunfeld. El alero estadounidense metió dos canastas y un triple que acercaron mucho a su equipo en el marcador (31-24). En los cuatro minutos finales del cuarto La Palma se atascó en ataque y tan solo fue capaz de anotar un tiro libre por medio de Perico Sala, fruto tanto de su mala selección de tiro como de la buena defensa visitante. Un tiro a tabla de Miller estableció el 32-26 con el que se llegó al descanso, ya que en la última posesión el triple de Sala no quiso entrar...

 

A la vuelta de vestuarios la tónica del juego no cambió demasiado. Perico Sala metió un triple desde ocho metros cuando expiraba la posesión, pero fue un espejismo. Gandia estaba más centrado en la pista y, con triples a cargo de Luengo y Grunfeld, lograba empatar el partido (35-35). Esa circunstancia tardó en ser encajada por los locales, que luego verían como un nuevo triple de Grunfeld les ponía a remolque del rival (35-38) tras encajar un parcial de 0-11. Peor se ponían las cosas tras las acciones de Peterson, Luengo y Gitterer, quienes anotaban fácilmente ante las facilidades dadas en defensa por los palmeros (37-44). Fue la máxima ventaja gandiense y el momento más delicado para los locales, que no veían la manera de contrarrestar el juego del rival.

 

Tuvieron que ser Diene y Torres quienes sacaran al equipo del apuro (41-45) con dos canastas de garra. Luego Alex Burgos enchufó un triple que fue respondido de la misma manera por Edwards (45-48). La Palma seguía abajo, pero al menos ya tenía otra alegría en ataque. El cuarto llegaba a los instantes finales y los locales lograban empatar el partido con otro triple de Edwards (50-50). Sin embargo, Alex Burgos todavía tuvo tiempo para sacarse de la manga un 2+1 con cuatro segundos por jugarse, dejando el electrónico con ventaja para su equipo (50-53). Tras el saque de fondo, Canals perdió el balón y reclamó falta con el tiempo ya cumplido, pero lo que recibió fue una técnica...

 

Esa circunstancia cambió el partido. Son ese tipo de acciones que encienden a la grada y que no pasan desapercibidas para la pareja arbitral. El cuarto final se inició con los tiros libres de la técnica, de los cuales Burgos solo metió uno, aunque luego Peterson anotó y aumentó la ventaja visitante (50-56). Fue otro momento de tensión para los de Domingo Rodríguez, ya que el choque parecía complicarse por momentos. Johnson metió dos tiros libres y Manzano encestó contra tabla para aliviar un poco la situación (54-56). Y a partir de ese instante el partido se volvió loco. Tras una canasta de Shay Miller (55-58), los palmeros metieron dos tiros libres por medio de Manzano y un triple a cargo de Edwards que volteaban el tanteador (60-58). Era lo que necesitaba el UB y lo peor que podía pasarle a un Gandia que hasta ese momento estaba haciendo muy bien su partido. Sebas anotó una nueva canasta y a continuación robaba el balón para asistir a Isma Torres (64-58).

 

Sin embargo, estaba claro que los de Isma Cantó no iban a bajar los brazos. Luengo metía un triple para acercar a los suyos, pero Manzano hacía otro tanto en el aro gandiense (67-61). Sin tiempo siquiera para disfrutar de esa acción, Jorge Jiménez convertía un nuevo triple que congelaba la respiración en Miraflores. Por fortuna, La Palma supo gestionar muy bien los tres minutos finales. En defensa apretó las tuercas en el perímetro, y en ataque se dedicó a sacar faltas al rival para ir a la línea de tiros libres. Manzano transformó dos y Edwards cuatro, lo que unidos a una canasta de Sebas, terminaron por decantar el choque del lado palmero (75-64). Apenas quedaba un minuto, y en ese instante se produjo la acción desgraciada del partido: Grunfeld anotó y en la caída se lesionó, dejando la pista con una visible cojera. Luego La Palma tuvo paciencia para mover la bola y hacérsela llegar en una esquina a Edwards, quien enchufó su quinto triple y mató definitivamente el partido (78-66). Gitterer convirtió dos tiros libres y, como colofón, Sebas Arrocha nos obsequió con uno de esos triples, sellando el definitivo 81-68.

 

 

UB La Palma: Perico Sala (7), Sebas Arrocha (12), Steven Edwards (19), Héctor Manzano (14) y Yamar Diene (4) -quinteto inicial- Carles Canals (0), Marcos Suka (0), Anthony Johnson (6), Francis Koffi (4) e Isma Torres (15).

 

Aguas de Valencia-Gandía: Jorge Jiménez (7), Víctor Luengo (8), Dan Grunfeld (19), Shalawn Miller (6) y Jaime Peterson (9) -quinteto inicial- Jordi Vallmajó (0), álex Burgos (10), Javi Rodríguez (3), Ricky Volcy (0) y Guilherme Gitterer (6).

 

Parciales cada 5 minutos: 10-8, 23-12, 29-15, 32-26 (descanso); 35-38, 50-54, 57-58 y 81-68 (final).

 

árbitros: José María Terreros y Mariano Palomo Cañas. Regular actuación en un partido con mucho que pitar. Sin eliminados por faltas personales. Señalaron una técnica a Carles Canals (30’) por protestar.

 

#foto2der#

En cuanto a las declaraciones de Isma Cantó sobre el encuentro declaró lo siguiente:”Bueno, ha sido un partido con muchas alternativas. Nosotros hemos empezado muy blandos y muy poco metidos, y eso nos ha llevado a estar 14 puntos abajo en el segundo cuarto. Luego hemos reaccionado, sobre todo defensivamente, y nos hemos ido al descanso solo 6 puntos abajo. Después hemos estado muy acertados en el tiro, aspecto en el que habíamos estado muy mal en la primera parte, y en el tercer cuarto nos hemos puesto arriba con diferencias de 7 u 8 puntos. Y quizás en el último cuarto no hemos estado concentrados y tensos. Hemos cometidos varios errores, sobre todo dos pérdidas de balón en dos contraataques de 2x1 en los momentos finales, y todo esto nos ha hecho perder un partido que, conforme se ha desarrollado la segunda parte, podíamos haber ganado...”.

El técnico del Gandia Basquet hizo especial hincapié en lo sucedido en el último cuarto, el cual “ha sido determinante, sobre todo en los últimos minutos, ya que nosotros hemos tenido varias pérdidas de balón. También creo que en este último cuarto ha habido una diferencia grande en los tiros libres y en las faltas, y eso también ha podido influir...”. Por último, y en lo que hizo referencia a la enorme cantidad de errores cometidos por ambos equipos, Isma Cantó lo justificó diciendo que “era un partido en el que los dos equipos se jugaban mucho y los jugadores estaban más tensos de lo normal por la responsabilidad, y aunque por momentos no ha habido mucho acierto, si que ha habido mucha intensidad.
No todos los partidos son brillantes...”.