Oliva inaugura sus Fallas con el Pregón y la Crida


Una jornada intensa y llena de sentimiento fallero donde se dieron cita las seis comisiones falleras de Oliva. La Nit del Faller puso punto y final a un sábado muy significativo para las fallas olivenses quienes han dado paso ya a su inicio con el Pregón y la Crida. El pregonero, Joan Guerola, con un texto lleno de emoción, no dejó indiferente a los asistentes al acto.




 

Oliva inaugura sus Fallas con el Pregón y la Crida

El pasado sábado, día 23 de febrero, Rosa Galiano, fallera Mayor de Oliva, daba la bienvenida a las Fallas de este ejercicio 2008 desde el balcón del Ayuntamiento de la localidad. Un acto emotivo y lleno de sentimiento fallero, donde la Fallera Mayor hizo un llamamiento a la participación de todo el colectivo fallero y de toda la ciudadanía en una plaza abarrotada de público.

 

Rosa Galiano, emocionada, indicaba que ésta es una ocasión única que no ha querido desaprovechar. Acompañando a la Fallera Mayor estuvieron las seis componentes de su Corte de Honor, junto a sus respectivos acompañantes. Además, Rosa Galiano estuvo acompañada por el Alcalde, Salvador Fuster, la Regidora de Festes, Rosanna Torres y el presidente de la Junta Local Fallera, Ramón Virgili, junto con el resto de autoridades municipales.Oliva inaugura sus falles con un Pregón y la Crida

 

Por otra parte, Joan Guerola, miembro de la Falla Institut, consiguió emocionar a todos los presentes con la lectura de su Pregón. Un texto que se caracterizó por su dulzura e ironía y que incidió en todo lo que envuelve la semana fallera, semana de semanas que, con pólvora, la música, el  color y el volumen de sus monumentos, impregna toda la ciudad.

 

Seguidamente, los falleros de Oliva se dieron cita en una nueva convocatoria: la Nit del Faller, organizada por la Junta Local y con la participación de las seis comisiones falleras de la localidad. Alrededor de 400 personas disfrutaron de una excelente cena de puchero en el barrio de la Falla Institut, en la Avinguda de València y en el interior de una carpa de grandes dimensiones. La carpa facilitó una cena más cómoda y acogedora a los asistentes. Ramon Virgili señaló que se habían cumplido gratamente las expectativas y que el propósito no es otro que continuar trabajando para hacer de esta cita un acontecimiento imprescindible en la agenda fallera de Oliva.