La corporación municipal aprueba la derogación del canon digital


El pleno ordinario de Oliva se zanjó con la aprobación de la derogación del canon digital y la votación a favor de dejar sobre la mesa el convenio con las empresas de radiocomunicación, para poder estudiarlo mejor y que se elabore un informe.




 

La corporación municipal aprueba la derogación del canon digital

La localidad de Oliva celebraba ayer sesión plenaria ordinaria. Uno de los puntos más discutidos del orden del día fue el de la moción presentada por el PP sobre la derogación del canon digital. Los populares opinan que es importante cambiar la ley sobre el canon porque afectará de manera injusta a las familias.

 

El concejal nacionalista, David González, en su turno de palabra explicó que pese a que están de acuerdo con no apoyar la ley, desde el Bloc piensan que el PP está aprovechando esta moción de un modo oportunista, pues justo la rechaza en época electoral cuando el PP ya había aprobado esta ley desde 2002. El Bloc Nacionalista Valencià apuntaba una nueva idea: si votaban a favor de la moción se crearía una incongruencia con lo que dice la Directiva Europea. Por tanto, González pidió que se creara una enmienda para pedirle a la Directiva también el cambio.

 

Por otra parte Unión Valenciana manifestó su voto a favor de la moción porque consideran que el canon digital es un impuesto revolucionario excesivo para las familias.

 

Finalmente, por votación unánime a favor, se aprobó la enmienda presentada por el Bloc y después la votación a la moción no finalizó como lo hizo en la Comisión: el PSOE votó en contra y el PP, UV y el Bloc votaron a favor de derogar la ley.

 

Por otra parte, la corporación municipal dejó un punto del orden del día sobre la mesa. Se trató del tema relacionado con dejar a las empresas de telecomunicaciones instalar redes de radiocomunicación. Los populares iniciaron el debate lanzando la propuesta de posponer la votación hasta que se entregara a la corporación municipal un informe técnico que asegurase la salud pública de la instalación de este tipo de infraestructuras.  

 

Unió Valenciana se adhirió a la propuesta así como también lo hizo el Bloc. El alcalde de Oliva, Salvador Fuster, manifestó que no había ningún problema en posponer la votación y realizar un informe técnico más pormenorizado puesto que prisa no había.

 

 

A parte de estos puntos, los más conflictivos, el resto se votaron a favor en unanimidad. Entre ellos el punto sobre el Plan de Quemas de 2008 o el de la moción de Ayudas a Fondo Perdido para los Citricultores. Así mismo, también se acordó la futura denominación de vía pública con los nombres de los personajes  Salvador Soler i Soler, Francesc Ferrer i Pastor y Joan Pellicer i Sabater.