La Campaña de Equipamiento Cultural Municipal ofertada por el SARC de la Diputación de Valencia, repartirá 552.300€ entre distintos ayuntamientos.


La Campaña de Equipamiento Cultural Municipal ofertada por el SARC de la Diputación de Valencia, repartirá 552.300€ entre distintos ayuntamientos de la provincia de Valencia. El objetivo de estas subvenciones es dotar a los consistorios locales del material técnico necesario para equipar sus instalaciones culturales. El material, propiedad de la Diputación, será cedido a los ayuntamientos por un periodo de 50 años. Entre este material figuran todos los instrumentos relacionados con las actividades culturales que se llevan a cabo en los municipios valencianos. Entre las localidades que se beneficiarán de estas ayudas hay trece pertenecientes a la comarca de la Safor, que percibirán las siguientes cantidades: Ador 5.700€, Alfauir 4.919€, L´Alquería de la Comtessa 5.875€, Barx 5.665€, Bellreguard 6.999€, Beniarjó 5.700€, Beniflá, 1.900€, Castellonet de la Conquesta 3.315€, Daimús 220€, Guardamar de la Safor 4.982€, Llocnou de San Jeroni 4.850€, Miramar 1.265€ y Real de Gandía 133€. En total 51.523€ para equipar culturalmente nuestra comarca. Este programa cuenta con un presupuesto de 1.663.666€ a repartir entre los años 2004-2007. Este año ya se han destinado para la compra de este tipo de material 249.990€, lo que unido a los 552.300€ destinados para este año, queda un importe de 548.741€ para 2006 y de 336.645€ para 2007.




 

La Campaña de Equipamiento Cultural Municipal ofertada por el SARC de la Diputación de Valencia, repartirá 552.300€ entre distintos ayuntamientos.

De la colaboración entre el departamento de medio ambiente del Ayuntamiento de Gandia y la Junta Local FAllera de Gandia, ha nacido una nueva modalidad de premios falleros, que consiste en premiar con 1.750 euros por categoría, a la mejor escena fallera que haya sido confeccionada a la forma tradicional.

Desde el departamento de Medio Ambiente, se reconoce que con la utilización de materiales sintéticos como el poliespan o el corcho blanco, se ha ganado en monumentalidad en las fallas y también en economía, ya que son materiales fáciles de modelar y más económicos, pero también se ha perdido en sostenibilidad dado que en la noche de la Cremà, los cielos se llenan de humos negros tóxicos y contaminantes y además se ha perdido la espectacularidad de ver a los ninots consumirse lentamente en el fuego, ya que los nuevos materiales tienen una combustión rápida y violenta. De esta observación, se ha propuesto la creación de un premio que pretende inducir a las comisiones a recuperar la forma tradicional de elaborar una falla, con materiales tradicionales y reciclables.

De momento, la concurrencia al premio es totalmente voluntaria, y quizás por ello, desde los dos estamentos, Ayuntamiento y Junta Local, se ha mostrado especial satisfacción, ya que 16 de las 22 comisiones han decidido optar al premio,.

Los premios se entregarán en un acto específico el 1 de abril, en el salón de plenos del Ayuntamiento, en un novedoso acto en el que además se pretende rendir homenage a los artistas falleros que hayan conseguido alguno de los premios de fallas de Gandia