UV propone dar a una calle el nombre de Xavier Casp


El jueves pasado se celebró en la ciudad de Oliva el último pleno del año. Entre los numerosos temas que se trataron, uno de los más espinosos fue el referido a la moción sobre el escritor Xavier Casp que pretende que el ayuntamiento rinda homenaje al escritor transmitiendo su duelo a la familia y a los ayuntamientos de Valencia y Carlet, y dando su nombre a una de las calles de la ciudad. El Gobierno acepta la primera propuesta pero se niega a nombrar una de las calles de Oliva con su nombre, una actitud calificada por Salazar como incomprensible. Vicente Morera, portavoz de OIV, y Joan Escrivá, como portavoz del PP, se mostraron de acuerdo al señor Salazar y Escrivá incluso tildó de sectarismo la actitud del Gobierno. Por su parte el PSOE y el Bloc consideran que para rendir este tipo de homenaje a una personalidad, esta tiene que reunir los suficientes méritos atendiendo siempre a su trayectoria total, no sólo una parte de esta. El ser valenciano y valencianista no justifica tener una calle con su nombre.




 

UV propone dar a una calle el nombre de Xavier Casp

La comisión de hacienda, reunida en la jornada de ayer en la ciudad de Oliva, decidió con los votos a favor del PSOE y el BLOC y en contra de UV y PP, continuar adelante con el proceso de reversión de los terrenos cedidos en su día  a la Fundación TECSAL para la construcción del Centro Ecuménico.

La decisión, según el alcalde Salvador Fuster, se ha tomado en base a un informe realizado por los técnicos municipales, en el que queda claro que se han incumplido los plazos que en su día se marcaron para la construcción del edificio. Además Fuster ha asegurado que pese a las muestras de buena voluntad que de forma reiterada ha mantenido el consistorio olivense, sobre todo con las constantes prórrogas para seguir con el proceso de construcción del edificio, el comportamiento del Arzobispado y la Fundación no ha sido ni con mucho, el mejor. Una actitud que el alcalde asegura no ha dado opción a una posible solución.

Desde el Arzobispado hay muchas cosas que no se entienden, como por ejemplo, que previa a la celebración de la comisión de hacienda, se filtrara a determinados medios de comunicación la resolución de las alegaciones, sin que el propio Arzobispado o la Fundación tuvieran conocimiento de las mismas. Otra de las cuestiones que no se entienden es la valoración que se ha realizado de los periodos legales y las posibles prórrogas, y en todo caso que no se haya tenido en cuenta el progreso que el Centro supondría, tal y como reconocieron todos los grupos políticos en el momento de anunciarse el proyecto, para la ciudad de Oliva. El Arzobispado, asegura seguir apostando por la línea del diálogo, esperando que el consistorio no tome una decisión irreversible que perjudique a los intereses generales del municipio, y sobre todo ha dejado claro que piensa recurrir hasta el último momento para que el Centro y Templo Ecuménico sea finalmente una realidad.

A pesar de todo, el proceso parece que podría haber entrado en una fase ya irreversible, pese a que el propio Fuster aseguraba a este diario, que en la próxima semana se va a encargar al portavoz del PSOE mantener una reunión con  Vicente Sastre, para intentar llegar a acuerdos o como mínimo mejorar las relaciones con la Fundación.