Cerca de 250 personas ya han registrado sus voluntades anticipadas en el Hospital de Gandía


Se trata de un documento que los ciudadanos podrán presentar en el Servicio de Información y Atención al Paciente.




 

Cerca de 250 personas ya han registrado sus voluntades anticipadas en el Hospital de Gandía

Aproximadamente 250 ciudadanos han presentado en el Servicio de Atención e Información la Paciente del Departamento 12 el documento de voluntades anticipadas desde que se puso en marcha.

 

Tal y como explica los responsables del SAIP del Hospital de Gandia, es una opción que está cobrando importancia y están haciendo uso de él personas de todas las edades, aunque hasta el momento han sido más número de mujeres que de hombres las que han registrado el documento.

 

En el Documento de voluntades anticipadas, una persona mayor de edad o menor emancipada, que esté en pleno uso de sus facultades mentales y que no haya sido judicialmente incapacitada, puede dar instrucciones sobre las actuaciones médicas a llevar a cabo en caso de que se encontrara en algún momento de su vida en una situación en la que las circunstancias no le permitan expresar libremente su voluntad.

 

 En este documento se pueden expresar valores personales, objetivos vitales, nombrar un representante o dar instrucciones sobre tratamientos médicos, eso sí,  todas estas actuaciones han de encontrase dentro del marco legal vigente. Por ejemplo, el paciente podrá manifestar que, ante situaciones irreversibles no se alargue  la vida de forma artificial, o que se tomen medidas paliativas para evitar el sufrimiento aunque esto acortara el proceso vital.

 

Este documento solo tendrá validez cuando el paciente no pueda expresar su voluntad, como por ejemplo en situaciones de inconsciencia o coma. Siempre que el paciente esté consciente y con capacidad de decisión prevalecerá lo que manifieste en ese momento, aunque en el documento hubiera expresado lo contrario.

 

Otra de las utilidades de este escrito es que en él también puede quedar plasmada la decisión de hacerse donante de órganos y ante  este caso no sería necesario hacer la consulta a la familia para que ésta decidiera. Se trata de un documento que se puede modificar en el momento que se considere, ya que siempre prevalecerá el último registrado.

 

Las voluntades anticipadas se pueden otorgar ante tres testigos o bien ente notario. La persona debe rellenar un impreso junto a la fotocopia del documento de identidad, una declaración y la identidad de los tres testigos. Otra de las opciones que permite es nombrar un representante en que manifieste la decisión del interesado y haga de interlocutor en caso que éste se encuentre incapacitado.

 

Se puede presentar en el SAIP del centro hospitalario, o bien en las Direcciones Territoriales de Sanidad y en la propia Conselleria. Se garantiza en todo momento los principios de confidencialidad y seguridad de modo que solo pueden acceder a él las personas autorizadas.