La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de La Safor valora las pasadas fiestas


Las Fallas han ido bien, la Semana Santa se nos ha "quedado corta"




 

La Asociación de Empresarios de Hostelería y Turismo de La Safor valora las pasadas fiestas

La campaña hostelera de Semana Santa de 2008, ha estado marcada, sin duda, por la coincidencia con las fiestas falleras. En este sentido, las fallas han divido en dos periodos la celebración de la Semana Santa. Teniendo en cuenta esta división, hasta el miércoles Santo 19 de marzo, día de la Cremà que significa el fin de las fiestas falleras, se puede hablar de una primera parte de la Semana Santa, para la zona de costa, no como se podría esperar en otras condiciones.

 

Al comenzar la Semana Santa, con el Domingo de Ramos, y coincidiendo con el fin de semana de la Plantà, se produjo un alto nivel de ocupación en la zona de playas. Pero estos turistas durante los primeros días de la semana, se trasladaban a partir del medio día y por la tarde-noche, hacia el casco urbano donde encontraban gran cantidad de actividades y diversión, que no tenían en la zona de costa. Esto ha redirigido el consumo típico de los primeros días de Semana Santa, y de manera más masiva de lo habitual, hacia el centro neurálgico de la actividad fallera.

 

Por este motivo las fallas pueden considerarse, y comparando con años anteriores como buenas, especialmente para los establecimientos situados en la ciudad de Gandia.

 

La segunda fase de las fiestas, del jueves 20 de marzo al lunes 24, son las que nuestros hosteleros han considerado, realmente, como fiestas de Semana Santa, ya que el resto de días  habían sido eclipsados por las fallas. Destacan y lamentan nuestros hosteleros, el intermitente mal tiempo que  se ha sucedido en estos escasos días de Semana Santa, que han hecho regresar con anterioridad a algunos de nuestros turistas.

 

Así pues y durante esos días, mayoritariamente el Jueves Santo, seguido del Viernes Santo y el día de San José, han sido las fechas de mayor volumen de trabajo, destacando la procedencia de Madrid y de la propia Comunidad Valenciana, con un nivel adquisitivo medio.

 

Para los hosteleros de la zona el aumento de beneficios de ambas festividades no es muy importante, permaneciendo igual en muchos de los casos, valorando de manera general con un 5 (escala 1 al 7) el conjunto de las fiestas y teniendo la mirada puesta ya hacia las próximas vacaciones estivales.