El pleno de Oliva trata el tema de construcción de VPO


En el pleno de diciembre de Oliva se trató el tema referido al pliego de condiciones para la venta de la parcela LL-3 del Plan Parcial Sector 15 destinada a la construcción de viviendas de VPO. El Ayuntamiento ha puesto en venta una parcela de 338 metros cuadrados que se subastará en un precio de unos 360.000€. Después se convocará un concurso de adjudicación de dónde saldrá la empresa que se quedará con el proyecto tras adquirir el compromiso de construir VPO en este solar. Unas viviendas que después serán puestas en venta en régimen de vivienda pública de protección oficial. Pero en el pliego de condiciones aparecen, según el PP, una serie de irregularidades, como una cláusula para incorporar la experiencia del promotor en una tercera parte del valor para adjudicar la enajenación de esta parcela. El informe de fiscalización indica que esta cláusula es ilegal, lo cual lleva a pensar que este proyecto y esta venta, tengan ya, de antemano, nombre y apellidos. Por otro lado, el proyecto obliga al promotor que se quede la parcela a una mejora del mercado municipal, una propuesta que ofrece un subterfugio para rehabilitar el mercado municipal a través de la venta de una parcela municipal. Los populares pidieron al gobierno que se comprometiera a determinar el destino del dinero que se obtendrá a través de esta subasta. Un destino que, en caso de ser social, de interés general para la ciudad de Oliva, conseguiría el voto a favor de su partido. Los socialistas adquirieron el solicitado compromiso y así, obtuvieron el voto favorable de los cinco partidos políticos del consistorio.




 

El pleno de Oliva trata el tema de construcción de VPO

La comisión de hacienda, reunida en la jornada de ayer en la ciudad de Oliva, decidió con los votos a favor del PSOE y el BLOC y en contra de UV y PP, continuar adelante con el proceso de reversión de los terrenos cedidos en su día  a la Fundación TECSAL para la construcción del Centro Ecuménico.

La decisión, según el alcalde Salvador Fuster, se ha tomado en base a un informe realizado por los técnicos municipales, en el que queda claro que se han incumplido los plazos que en su día se marcaron para la construcción del edificio. Además Fuster ha asegurado que pese a las muestras de buena voluntad que de forma reiterada ha mantenido el consistorio olivense, sobre todo con las constantes prórrogas para seguir con el proceso de construcción del edificio, el comportamiento del Arzobispado y la Fundación no ha sido ni con mucho, el mejor. Una actitud que el alcalde asegura no ha dado opción a una posible solución.

Desde el Arzobispado hay muchas cosas que no se entienden, como por ejemplo, que previa a la celebración de la comisión de hacienda, se filtrara a determinados medios de comunicación la resolución de las alegaciones, sin que el propio Arzobispado o la Fundación tuvieran conocimiento de las mismas. Otra de las cuestiones que no se entienden es la valoración que se ha realizado de los periodos legales y las posibles prórrogas, y en todo caso que no se haya tenido en cuenta el progreso que el Centro supondría, tal y como reconocieron todos los grupos políticos en el momento de anunciarse el proyecto, para la ciudad de Oliva. El Arzobispado, asegura seguir apostando por la línea del diálogo, esperando que el consistorio no tome una decisión irreversible que perjudique a los intereses generales del municipio, y sobre todo ha dejado claro que piensa recurrir hasta el último momento para que el Centro y Templo Ecuménico sea finalmente una realidad.

A pesar de todo, el proceso parece que podría haber entrado en una fase ya irreversible, pese a que el propio Fuster aseguraba a este diario, que en la próxima semana se va a encargar al portavoz del PSOE mantener una reunión con  Vicente Sastre, para intentar llegar a acuerdos o como mínimo mejorar las relaciones con la Fundación.