El regidor de turismo en el ayuntamiento de Oliva, explica la propuesta sobre subvenciones culturales.


El regidor de turismo en el Ayuntamiento de Oliva, Pau Pérez, ha explicado la propuesta presentada por su grupo municipal, el Bloc, sobre subvenciones culturales a entidades municipales. Una propuesta que ya se está estudiando en la Comisión de baremación de subvenciones presidida por Vicente Sabater, y que lo que pretende es dar valor de mercado al uso del correcto valenciano en documentos escritos e intervenciones públicas que partan de las asociaciones culturales – ya sean de música, danza, pintura, etc.. - que opten a algún tipo de subvención cultural. El motivo de esta propuesta, es que desde el Bloc consideran que el Ayuntamiento de Oliva, junto a la Administración Autonómica, es responsable de promocionar la normalización lingüística y el uso del correcto valenciano. En la propuesta actual, Vicente Sabater ha desarrollado tres módulos. El primero, en el cual el 30% está basado en el convenio base. El segundo, en el que el 40% se basa en la escuela. Y el tercero, en el cual el 30% restante se basa en los actos que lleven a cabo cada una de las asociaciones culturales. En su propuesta, el Bloc propone incluir un nuevo módulo del 10% que bareme y puntúe el uso del correcto valenciano, lo cual repercutirá en un aumento general de las subvenciones para todas las asociaciones, porque todas ya están utilizando el valenciano. Para conseguir las subvenciones, las asociaciones tendrían que pasar una copia de todos los escritos y una declaración de que las intervenciones son en valenciano. De este modo, las asociaciones culturales tendrían un reconocimiento público por hacer uso de un correcto valenciano.




 

El regidor de turismo en el ayuntamiento de Oliva, explica la propuesta sobre subvenciones culturales.

La comisión de hacienda, reunida en la jornada de ayer en la ciudad de Oliva, decidió con los votos a favor del PSOE y el BLOC y en contra de UV y PP, continuar adelante con el proceso de reversión de los terrenos cedidos en su día  a la Fundación TECSAL para la construcción del Centro Ecuménico.

La decisión, según el alcalde Salvador Fuster, se ha tomado en base a un informe realizado por los técnicos municipales, en el que queda claro que se han incumplido los plazos que en su día se marcaron para la construcción del edificio. Además Fuster ha asegurado que pese a las muestras de buena voluntad que de forma reiterada ha mantenido el consistorio olivense, sobre todo con las constantes prórrogas para seguir con el proceso de construcción del edificio, el comportamiento del Arzobispado y la Fundación no ha sido ni con mucho, el mejor. Una actitud que el alcalde asegura no ha dado opción a una posible solución.

Desde el Arzobispado hay muchas cosas que no se entienden, como por ejemplo, que previa a la celebración de la comisión de hacienda, se filtrara a determinados medios de comunicación la resolución de las alegaciones, sin que el propio Arzobispado o la Fundación tuvieran conocimiento de las mismas. Otra de las cuestiones que no se entienden es la valoración que se ha realizado de los periodos legales y las posibles prórrogas, y en todo caso que no se haya tenido en cuenta el progreso que el Centro supondría, tal y como reconocieron todos los grupos políticos en el momento de anunciarse el proyecto, para la ciudad de Oliva. El Arzobispado, asegura seguir apostando por la línea del diálogo, esperando que el consistorio no tome una decisión irreversible que perjudique a los intereses generales del municipio, y sobre todo ha dejado claro que piensa recurrir hasta el último momento para que el Centro y Templo Ecuménico sea finalmente una realidad.

A pesar de todo, el proceso parece que podría haber entrado en una fase ya irreversible, pese a que el propio Fuster aseguraba a este diario, que en la próxima semana se va a encargar al portavoz del PSOE mantener una reunión con  Vicente Sastre, para intentar llegar a acuerdos o como mínimo mejorar las relaciones con la Fundación.