Una firma no exenta de polémica


El ayuntamiento de Gandia ha firmado hoy el contrato del Servicio del Agua Potable en Gandia con la empresa Aguas de Valencia. Un acto en el que no ha faltado la polémica con la no asistencia del PP.




 

Una firma no exenta de polémica

Hoy finalizaba uno de los procesos más importantes de esta legislatura: la concesión del Servicio del agua Potable de Gandia. El ayuntamiento de Gandia ha firmado hoy con la empresa Aguas de Valencia la adjudicación del servicio.

 

Al acto han asistido todos los grupos políticos excepto el del PP. Los populares indican que pese a que consideran que Aguas de Valencia es la mejor de las ofertas para albergar esta concesión no han asistido al acto porque “el agua de Gandia sigue sin estar garantizada”, explicaba Carla Ripoll quien continuaba: “se demuestra que lo único que busca el gobierno municipal es hacer caja del canon del agua”.

 

Unas declaraciones que se han repetido a lo largo de la semana al igual que las del gobierno, quien hoy, apoyado por las afirmaciones del presidente del grupo Aguas de Valencia, Eugenio Calabuig ha asegurado en la firma del contrato que la calidad del agua sí está garantizada y que no superará los 25 miligramos de nitraos por litro.