Ya se preparan las fiestas de Sant Antoni.


Ya se preparan las fiestas de Sant Antoni. Durante todo el fin de semana, la localidad de Oliva instalará en las calles del Raval un mercado medieval que se completará con danza, música y juegos infantiles. Será concretamente en las calles Sant Vicent, Aurora, Sant Blai y en la Plaza de Ganguis, y se espera que tenga una gran afluencia de gente tanto de Oliva como de otros puntos de la comarca. El sábado, además del mercadillo, a las 10.00h. de la mañana comenzarán las tradicionales calderas de Sant Antonio, organizadas por la Junta de Fiestas de Sant Vicent. En la calle Sant Vicent, los vecinos del barrio preparan las calderas de arroz caldoso con fesols y naps para que todo el pueblo tenga la oportunidad de degustar un plato típico de la Safor. Se prepararán unas 2.000 raciones y a eso de las 14.00h. comenzarán a servir los platos a los asistentes. La Junta, además de organizar la preparación de las calderas, aportará las mesas, platos, cucharas, agua y vino suficientes. Ese mismo día, en el Parque Sant Vicent, tendrá lugar El Tiraset, una exhibición de tiro y arrastre a cargo de la asociación de labradores y carreters de Oliva. Pero habrá más actividades en torno a Sant Antoni. El lunes 17 de enero tendrá lugar el Porrat de Sant Antoni en la Plaza de San Roque. El día 23, tras la misa en la ermita de Sant Antoni se procederá a la bendición de los animales organizada por los festeros de la parroquia. Ya el 30 de enero, en la Mitja Alta, serán las Joies a Sant Antoni, toda una serie de carreras y actividades que tienen al caballo como protagonista y que están organizadas por los Amigos del Caballo de la Safor.




 

Ya se preparan las fiestas de Sant Antoni.

La comisión de hacienda, reunida en la jornada de ayer en la ciudad de Oliva, decidió con los votos a favor del PSOE y el BLOC y en contra de UV y PP, continuar adelante con el proceso de reversión de los terrenos cedidos en su día  a la Fundación TECSAL para la construcción del Centro Ecuménico.

La decisión, según el alcalde Salvador Fuster, se ha tomado en base a un informe realizado por los técnicos municipales, en el que queda claro que se han incumplido los plazos que en su día se marcaron para la construcción del edificio. Además Fuster ha asegurado que pese a las muestras de buena voluntad que de forma reiterada ha mantenido el consistorio olivense, sobre todo con las constantes prórrogas para seguir con el proceso de construcción del edificio, el comportamiento del Arzobispado y la Fundación no ha sido ni con mucho, el mejor. Una actitud que el alcalde asegura no ha dado opción a una posible solución.

Desde el Arzobispado hay muchas cosas que no se entienden, como por ejemplo, que previa a la celebración de la comisión de hacienda, se filtrara a determinados medios de comunicación la resolución de las alegaciones, sin que el propio Arzobispado o la Fundación tuvieran conocimiento de las mismas. Otra de las cuestiones que no se entienden es la valoración que se ha realizado de los periodos legales y las posibles prórrogas, y en todo caso que no se haya tenido en cuenta el progreso que el Centro supondría, tal y como reconocieron todos los grupos políticos en el momento de anunciarse el proyecto, para la ciudad de Oliva. El Arzobispado, asegura seguir apostando por la línea del diálogo, esperando que el consistorio no tome una decisión irreversible que perjudique a los intereses generales del municipio, y sobre todo ha dejado claro que piensa recurrir hasta el último momento para que el Centro y Templo Ecuménico sea finalmente una realidad.

A pesar de todo, el proceso parece que podría haber entrado en una fase ya irreversible, pese a que el propio Fuster aseguraba a este diario, que en la próxima semana se va a encargar al portavoz del PSOE mantener una reunión con  Vicente Sastre, para intentar llegar a acuerdos o como mínimo mejorar las relaciones con la Fundación.