La regidora de educación en de Oliva da a conocer los asuntos tratados con el director territorial de Consellería de cultura, educación y deporte.


La regidora de educación en de Oliva da a conocer los asuntos tratados durante la reunión que mantuvo el pasado viernes en Valencia con el director territorial de Consellería de cultura, educación y deporte, Camilo Miró Pérez. El punto más importante de la reunión fue conocer en qué punto se encuentran las gestiones para la construcción de un nuevo centro escolar de educación infantil y primaria en Oliva, dada la gran demanda de escolarización que hay en dicha localidad. El Ayuntamiento ya tiene para este centro un terreno de unos 12.000 metros en el Paseo Francisco Brines. El director territorial confirmó que la creación de este centro está dentro del proyecto “Escola Nova” y se está a la espera de un presupuesto. Pero este no fue el único punto del que se habló en la reunión. También se trató de obras menores en otros centros de infantil y primaria de la población. El Ayuntamiento solicitó que los técnicos de Consellería acudan al Colegio dels Desamparats para elaborar un informe sobre la sectoralización del patio. En lo que respecta al Colegio Público la Carrasca, están a la espera de un informe de los técnicos municipales sobre la instalación eléctrica del colegio, que data de los años 60. Se habló también de la eliminación de barreras arquitectónicas en el colegio Lluis Vives, y de la construcción de un nuevo aulario para ciclos formativos en el IES Gabriel Ciscar.




 

La regidora de educación en de Oliva da a conocer los asuntos tratados con el director territorial de Consellería de cultura, educación y deporte.

La comisión de hacienda, reunida en la jornada de ayer en la ciudad de Oliva, decidió con los votos a favor del PSOE y el BLOC y en contra de UV y PP, continuar adelante con el proceso de reversión de los terrenos cedidos en su día  a la Fundación TECSAL para la construcción del Centro Ecuménico.

La decisión, según el alcalde Salvador Fuster, se ha tomado en base a un informe realizado por los técnicos municipales, en el que queda claro que se han incumplido los plazos que en su día se marcaron para la construcción del edificio. Además Fuster ha asegurado que pese a las muestras de buena voluntad que de forma reiterada ha mantenido el consistorio olivense, sobre todo con las constantes prórrogas para seguir con el proceso de construcción del edificio, el comportamiento del Arzobispado y la Fundación no ha sido ni con mucho, el mejor. Una actitud que el alcalde asegura no ha dado opción a una posible solución.

Desde el Arzobispado hay muchas cosas que no se entienden, como por ejemplo, que previa a la celebración de la comisión de hacienda, se filtrara a determinados medios de comunicación la resolución de las alegaciones, sin que el propio Arzobispado o la Fundación tuvieran conocimiento de las mismas. Otra de las cuestiones que no se entienden es la valoración que se ha realizado de los periodos legales y las posibles prórrogas, y en todo caso que no se haya tenido en cuenta el progreso que el Centro supondría, tal y como reconocieron todos los grupos políticos en el momento de anunciarse el proyecto, para la ciudad de Oliva. El Arzobispado, asegura seguir apostando por la línea del diálogo, esperando que el consistorio no tome una decisión irreversible que perjudique a los intereses generales del municipio, y sobre todo ha dejado claro que piensa recurrir hasta el último momento para que el Centro y Templo Ecuménico sea finalmente una realidad.

A pesar de todo, el proceso parece que podría haber entrado en una fase ya irreversible, pese a que el propio Fuster aseguraba a este diario, que en la próxima semana se va a encargar al portavoz del PSOE mantener una reunión con  Vicente Sastre, para intentar llegar a acuerdos o como mínimo mejorar las relaciones con la Fundación.