La situación del traslado de basura de Oliva es grave y preocupante.


La situación es igualmente grave y preocupante en la vecina localidad de Oliva. Al igual que le pasó al Ayuntamiento de Gandía, cuando el consistorio olivense se dispuso a trasladar su basura a la planta de residuos sólidos de Denia, se encontró con las puertas cerradas y la negativa del concejal de Servicios Municipales y Gobernación del ayuntamiento dienense, y de los agentes de policía trasladados al lugar, de dejarles descargar el contenido de los tres camiones que llegaron hasta la planta. Eran las cinco de la madrugada y, según afirma el concejal de Obras y Servicios del ayuntamiento de Oliva, eran las diez y media de la mañana cuando todavía seguían en las puertas de la planta sin conseguir que les dejaran descargar. Ante la imposibilidad de llevar a cabo su cometido, el consistorio optó por contratar a una empresa con licencia de transportes de residuos para que se encargara del traslado de la basura hasta la planta de Villena. Ante estos hechos, el ayuntamiento de Oliva, estudia la posibilidad de presentar una demanda de amparo a los tribunales de justicia que harán efectiva de no darse cumplida solución inmediatamente.




 

La situación del traslado de basura de Oliva es grave y preocupante.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris ha informado de que en Gandia no se ha detectado ningún caso de gripe aviar, pero que en cualquier caso, para evitar contagios es necesario acatar las directrices que se han fijado desde el Ministerio.

Por tanto, qeuda prohibida la cria de patos y ocas y la cria de aves del corral al aire libre. Así mismo, es necesario no dar agua a las aves de corral de depósitos donde pueden haber bebido aves de caracter silvestre.

En cualquier caso, Peis ha indicado que ante cualquier duda sobre un posible brote, es necesario que los ciudadanos se dirijan al Ayuntamiento o algún veterinario.