Rechazada nuevamente la basura de Oliva en la planta de residuos de Denia.


Anoche el Ayuntamiento de Oliva dirigió de nuevo sus tres camiones, cargados con unas 30 toneladas de basura a la planta de residuos de Denia, donde volvieron a ser rechazados una vez más. En previsión, el consistorio olivense había previsto desviar la basura a la planta a Abanilla, en el término de Murcia, ya que la vecina planta de Villena ha sido cerrada porque no puede hacer frente a tanta cantidad de residuos. Esta mañana el Consejo de Administración de la Empresa Reciclatge de Residus de la Marina ha celebrado una reunión urgente para decidir si se sigue manteniendo la postura de negar la entrada de los desechos de la Safor. El resultado ha sido admitir la basura hasta el mes de junio, algo que da un respiro al Ayuntamiento olivense y le permite tener algo de tiempo para hablar con Consellería y Diputación y estudiar cómo se va a resolver este problema de una manera definitiva. El Ayuntamiento Olivense tendrá ahora que reunirse con Consellería y Diputación para diseñar un plan zonal a nivel comarcal que sustituya lo que venía haciendo la planta de Ador, pero con mayores dimensiones. Un plan zonal que podría consistir en la construcción de una nueva planta de residuos o una planta de transferencia. Fernando Sendra, concejal de obras y servicios del ayuntamiento de Oliva, considera que todos los pueblos de la Safor deberían unirse para hablar con los mencionados organismos y dejar bien claro que la Safor necesita su propio servicio de basuras.




 

Rechazada nuevamente la basura de Oliva en la planta de residuos de Denia.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris ha informado de que en Gandia no se ha detectado ningún caso de gripe aviar, pero que en cualquier caso, para evitar contagios es necesario acatar las directrices que se han fijado desde el Ministerio.

Por tanto, qeuda prohibida la cria de patos y ocas y la cria de aves del corral al aire libre. Así mismo, es necesario no dar agua a las aves de corral de depósitos donde pueden haber bebido aves de caracter silvestre.

En cualquier caso, Peis ha indicado que ante cualquier duda sobre un posible brote, es necesario que los ciudadanos se dirijan al Ayuntamiento o algún veterinario.