El pleno ordinario celebrado ayer en Oliva ratificó una solicitud de ayuda a la Consellería de Bienestar Social.


El pleno ordinario celebrado ayer en Oliva ratificó una solicitud de ayuda a la Consellería de Bienestar Social para la construcción o reforma de centros ocupacionales. El objetivo, construir en Oliva un centro ocupacional. La ciudad cuenta con un colectivo importante de personas deficientes psíquicas que han de desplazarse a Gandía y a la Alquería para poder ser atendidos. Concretamente, en la actualidad son 55 las personas en Oliva que reclaman este tipo de servicio. Para paliar esta situación el Ayuntamiento olivense ha elaborado un proyecto básico, un plan de emergencias y evacuación del centro, así como el proyecto de ejecución de las obras. En total, el coste del proyecto asciende a 737.000€. En los presupuestos de 2004 el consistorio asignó a este proyecto una partida de 120.000€, una cantidad insuficiente para hacer frente al proyecto. El ayuntamiento solicitó una subvención a la Consellería de Bienestar Social para que cofinancie el proyecto, para lo cual les entregaron toda la documentación necesaria. Ahora, aprobada la solicitud, procederán a remitirles la redacción del proyecto para que lo tengan en cuenta en la orden de solicitud. La finalidad que se pretende con la construcción de este nuevo centro es la normalización e integración de los deficientes intelectuales.




 

El pleno ordinario celebrado ayer en Oliva ratificó una solicitud de ayuda a la Consellería de Bienestar Social.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris ha informado de que en Gandia no se ha detectado ningún caso de gripe aviar, pero que en cualquier caso, para evitar contagios es necesario acatar las directrices que se han fijado desde el Ministerio.

Por tanto, qeuda prohibida la cria de patos y ocas y la cria de aves del corral al aire libre. Así mismo, es necesario no dar agua a las aves de corral de depósitos donde pueden haber bebido aves de caracter silvestre.

En cualquier caso, Peis ha indicado que ante cualquier duda sobre un posible brote, es necesario que los ciudadanos se dirijan al Ayuntamiento o algún veterinario.