Avacu recomienda informarse sobre las condiciones de compra


Ante las numerosas consultas de consumidores que se han dirigido a las oficinas solicitando información, la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios quiere recordar a los consumidores una serie de consideraciones a tener en cuenta antes de realizar una compra.




 

Avacu recomienda informarse sobre las condiciones de compra

En primer lugar, es importante que sepamos que el establecimiento no está obligado por ley a aceptar la devolución del artículo. La posibilidad de devolver el artículo que hayamos adquirido es un servicio que el comerciante ofrece al consumidor y que puede consistir en el cambio por otro producto, el reembolso del dinero o la entrega de un vale para canjearlo en el establecimiento. En cualquier caso, el consumidor siempre podrá optar a la devolución si el establecimiento así lo publicita.

 

Sin embargo, el consumidor tendrá derecho a devolver el producto si éste fuera defectuoso. En ese caso, el consumidor podrá optar por el arreglo o por el cambio por uno nuevo. Solo en el caso de que eso no fuera posible, se podría plantear, entre otras opciones, la devolución del dinero, pero nunca por un vale de compra.

 

Así pues, es el establecimiento quien marca las condiciones y los requisitos en cuanto a cambios y devoluciones en lo que se refiere a posibilidad de efectuarlos, plazos, condiciones, etc. Hay que recordar que, aunque un establecimiento publicite y permita la posibilidad de efectuar cambios y devoluciones, éstos pueden no ser admitidos en determinados artículos o una vez que el producto haya sido abierto y extraído de su embalaje (ropa interior, productos de higiene, películas, música, aparatos electrónicos o de informática…)

 

Asimismo, debemos recordar que en el caso de que el establecimiento admita esta posibilidad y deseemos cambiar o devolver el producto, deberemos conservar y presentar el ticket o factura de compra para poder realizarlo.

 

Por todo ello, AVACU aconseja que el consumidor se informe bien de estas posibilidades y, por que no, que esta política juegue también a la hora de decidir en qué comercio se realiza una compra.