Se pone en marcha la III Campaña de concienciación y sensibilización para los conductores.


La semana que viene se pondrá en marcha la III Campaña de concienciación y sensibilización para que los conductores respeten las zonas de paso reservadas a personas con movilidad reducida. Una campaña se que lleva a cabo en colaboración con los servicios sociales de Oliva, la Policía Local y la Asociación de discapacitados ASODIF. Desde el departamento de Bienestar social se está haciendo un trabajo importante en el tema de eliminación de barreras arquitectónicas para conseguir la máxima normalización en la vida de las personas que tienen una movilidad reducida. Un trabajo que se ve ahora anulado por la gran cantidad de gente que aparca en estas zonas. En un intento de concienciar a la gente de la necesidad de respetar estas zonas, el ayuntamiento pone en marcha esta semana esta tercera campaña que consistirá, por un lado en aumentar la vigilancia sobre estos rebajes, multando a los conductores que no respeten esta norma e incluso retirando los vehículos mal aparcados. Por otro lado, la asociación ASODIF ha preparado unos folletos informativos con el eslogan: “Si tú decides dónde aparcar, ¿yo por dónde paso?. No aumentes nuestras limitaciones”. El objetivo de esta campaña es conseguir una disminución de los estacionamientos que se producen en esta zona de paso para personas con movilidad reducida.




 

Se pone en marcha la III Campaña de concienciación y sensibilización para los conductores.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris ha informado de que en Gandia no se ha detectado ningún caso de gripe aviar, pero que en cualquier caso, para evitar contagios es necesario acatar las directrices que se han fijado desde el Ministerio.

Por tanto, qeuda prohibida la cria de patos y ocas y la cria de aves del corral al aire libre. Así mismo, es necesario no dar agua a las aves de corral de depósitos donde pueden haber bebido aves de caracter silvestre.

En cualquier caso, Peis ha indicado que ante cualquier duda sobre un posible brote, es necesario que los ciudadanos se dirijan al Ayuntamiento o algún veterinario.