Desalojado un edificio a causa del derrumbre de una pared.


Un edificio ha tenido que ser desalojado a causa del derrumbe de una pared provocado por un corrimiento de tierras. Se trata de un edificio de dos plantas ubicado en el número 84 de la carretera de Pego. El edificio tuvo que ser desalojado cuando uno de los muros laterales comenzó a desprenderse ante la sorpresa de los afectados; una familia que vive en la planta alta y los propietarios del comercio de la planta inferior. Todo parece indicar que la causa de este desprendimiento son las obras que se están ejecutando en el solar colindante, propiedad de una promotora que pretende construir un edificio de viviendas. Hace unos 20 días hubo un pequeño corrimiento de tierras sin consecuencias, pero parece que en esta ocasión un nuevo corrimiento generó un socavón que la pared del edificio no pudo soportar. El equipo técnico municipal visitó el lugar de los hechos y comprobó los daños. La planta superior tiene un gran boquete en una de sus paredes. En cuanto a la planta inferior, además de la pared, uno de los pilares resultó afectado, por lo que los técnicos tuvieron que apuntalar el pilar y asegurar la estructura. Aunque parece que los daños no son peligrosos, el edificio ha sido desalojado. Los Servicios Sociales se han hecho cargo de la familia para orientarles en lo que deben hacer. En lo que respecta a los daños ocasionados más allá de la estructura del edificio, el propietario del comercio espera que le sea comunicado quién se responsabilizará de los daños y se hará cargo de los gastos ocasionados. Se espera que hoy los técnicos y arquitectos visiten el lugar para comprobar el estado de la infraestructura.




 

Desalojado un edificio a causa del derrumbre de una pared.

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Gandia, Joan Francesc Peris ha informado de que en Gandia no se ha detectado ningún caso de gripe aviar, pero que en cualquier caso, para evitar contagios es necesario acatar las directrices que se han fijado desde el Ministerio.

Por tanto, qeuda prohibida la cria de patos y ocas y la cria de aves del corral al aire libre. Así mismo, es necesario no dar agua a las aves de corral de depósitos donde pueden haber bebido aves de caracter silvestre.

En cualquier caso, Peis ha indicado que ante cualquier duda sobre un posible brote, es necesario que los ciudadanos se dirijan al Ayuntamiento o algún veterinario.