El PP de Oliva califica de nefasta y lamentable la ordenación del tráfico en la ciudad


Las obras del Paseo, las zanjas del centro histórico y la ampliación de aceras provocan colas interminables dentro de la ciudad.




 

El PP de Oliva califica de nefasta y lamentable la ordenación del tráfico en la ciudad

El Partido Popular de Oliva ha calificado de nefasta  la planificación  de la ordenación del tráfico que está realizando  el gobierno socialista del Sr. Fuster en Oliva.

El concejal popular Blai Peiró  ha manifestado la inexistencia de una planificación lógica y coherente que evite los embotellamientos que se producen diariamente en la ciudad.

A la situación insostenible de la Carretera Nacional a su paso por el centro de la ciudad y a la que el gobierno del Sr. Zapatero no considera prioritaria hay que sumar la inexistente planificación del tráfico dentro del propio municipio por parte del gobierno socialista , que agrava en mayor medida el problema, según manifiestan los populares.

Para el concejal popular, el gobierno socialista vuelve a dar un ejemplo más  de lo mal que se pueden hacer las cosas cuando no se tienen ideas de gestión.

Los populares recuerdan al gobierno municipal que esta situación está siendo denunciada diariamente por los vecinos de Oliva y que no se soluciona sólo dando la culpa a la Carretera Nacional a su paso por la ciudad

Para el Partido Popular de Oliva es necesario una planificación del tráfico interno de la ciudad y una política de previsión de aparcamientos para los residentes. Antes de realizar las obras o cortar calles, lo lógico sería tener un pequeño estudio previo sobre la incidencia que las obras producirán en las diferentes zonas de la ciudad, así como el aparcamiento que se elimina como consecuencia de las mismas, y buscar vías y zonas alternativas para los vehículos.

El  portavoz popular Calos Canet ya manifestó hace unos meses la nula existencia de una política de aparcamientos por parte del gobierno socialista y el poco rigor que se tiene a la hora de plantear  proyectos urbanos dentro de la ciudad sin tener ninguna previsión para el futuro.

Lo lamentable de esta situación es ver como, día tras día, se crean colas interminables de vehículos dentro de la ciudad sin que se planteen soluciones por parte del gobierno socialista del Sr. Fuster.

Escalonar las actuaciones y planificarlas sería una lógica solución,  a fin de evitar los  perjuicios que se producen diariamente a los vecinos de Oliva y al resto conductores de comarca que atraviesan Oliva de norte a sur.