El pleno de Gandia trata la Ley de la Dependencia y el Plan Hidrológico Nacional


Unas cuestiones que han suscitado un intenso debate entre los diferentes partidos y las votaciones en contra por parte del PP.




 

El pleno de Gandia trata la Ley de la Dependencia y el Plan Hidrológico Nacional

Gandia ha celebrado sesión plenaria extraordinaria para continuar con el pleno de la pasada semana no pudo acabar por cuestiones de tiempo. Así hoy se han tratado diferentes temas de importancia como la adhesión a la carta europea de buenas prácticas, el plan hidrológico nacional y la aplicación de la ley de la dependencia.

 

En cuanto a esta última, tanto el gobierno municipal como el Bloc Nacionalista Valencià han criticado duramente el retraso en la aplicación de esta ley que está llevando a cabo Generalitat Valenciana. Los socialistas han denunciado que por motivos políticos se esté malogrando los derechos de los ciudadanos. El Bloc alegaba a las miles de denuncias interpuestas por parte de ciudadanos o el defensor del ciudadano y criticaba el hecho de que Generalitat haya puesto las mil y unas excusas para retardar la aplicación de esta ley y, finalmente, Plataforma de Gandia indicaba su apoyo a la Ley y han propuesto tres cosas: la creación de programas de formación y un servicio de asesoramiento y la realización de campañas informativas.

 

Así, este punto se ha aprobado con los votos en contra del PP y los votos a favor de PSOE, Plataforma y Bloc.

 

Por otra parte también se ha hablado del Plan Hidrológico Nacional. Una propuesta presentada por el grupo del PP que ha sido rechazada y sustituida por la presentado por el Bloc más la moción de adhesión de Plataforma.

El tema estribaba en que el PP apoyaba el trasvase de 50 hectómetros cúbicos de agua del río Ebro a Barcelona y el resto de partidos se negaban a esta propuesta ya que consideran que ‘los trasvases nunca son buenos mediambientalmente hablando ni justos con el resto de territorios’, ha comentado Puig.

 

El único punto destacado del orden del día que ha acogido la unanimidad de todos los partidos políticos ha sido el e la adhesión a la carta europea de buenas prácticas.