El Arzobispado asegura contar con financiación para el Centro Ecuménico


Ante la polémica por la decisión del pasado viernes de la comisión de hacienda de Oliva de iniciar el proceso de reversión de la titularidad de los terrenos del Arzobispado al municipio, desde la Fundación Tecsal, se ha querido aclarar que en su día se presentaron, a instancia del propio consistorio, y entendiendo que era la condición para suspender el proceso de reversión, los avales necesarios para continuar con las obras. Es decir, que el Arzobispado ha presentado dos escritos por registro de entrada, y un tercero en forma de minuta a la que no se ha respondido todavía, garantizando la financiación de las obras




 

El Arzobispado asegura contar con financiación para el Centro Ecuménico

El Arzobispado de Valencia asegura haber presentado hasta dos escritos en el consistorio olivense en los que demuestra la solvencia económica para llevar a cabo las obras del Centro Ecuménico, escritos a los que ha seguido un tercero en forma de minuta remitida por el abogado de la fundación, en la que se pedía al consistorio que detallara el tipo de documento que necesitaba para dejar clara la cuestión económica. Minuta que no ha recibido respuesta por parte del consistorio.

Y es que según palabras del propio alcalde de Oliva, Salvador Fuster, la cuestión económica no es el impedimento para seguir con la cesión del terreno, ahora existen otros factores que no se han desvelado.

En todo caso, este cambio de criterio y requisito por parte del gobierno olivense, no ha sido bien visto desde la Fundación, que ha aprobado por unanimidad conceder poderes procesales a los abogados de la misma para que defienda la cesión de los terrenos y la construcción del edificio.

El alcalde de Oliva por su parte, ha recriminado las actitudes del Arzobispado, actitudes que asegura en lugar de allanar el camino lo que hacen es alejar cada vez más la ya casi imposible posibilidad de construcción del proyecto y por tanto paralización del proceso de reversión de los terrenos.

A pesar de todo, desde el grupo socialista se va a intentar mantener una nueva reunión con la Fundación, mientras que ésta ha solicitado reuniones con todos los grupos políticos para intentar limar asperezas y llegar a una conclusión positiva