El regidor de comercio, mercados y consumo presenta una moción para la regulación del tráfico


El regidor de comercio, mercados y consumo ha presentado una moción para la regulación del tráfico, mediante semáforo, del tramo de la carretera N-332 comprendido entre las carreteras Poeta Querol y Gabriel Ciscar. Una moción motivada por los problemas originados por el paso de la N-332 por el casco urbano. De entre toda la carretera hay un punto especialmente conflictivo y peligroso y que necesita una solución urgente; el tramo comprendido entre las carreteras Poeta Querol y Gabriel Ciscar. Se trata de un punto neurálgico por donde diariamente pasan muchos escolares. Hay mucha densidad de entidades bancarias, gestorías y otros centros administrativos que también mueven a mucha gente. Y a esto hay que sumar que es un punto muy cercano a la Calle Mayor, una de las principales vías comerciales de la ciudad. Por otro lado, aunque en esta carretera hay semáforos cada 300 metros, más o menos, este tramos,de unos 700-800 metros, no cuenta con ningún semáforo, por lo que mucha gente cruza en condiciones de inseguridad. También hay que tener en cuenta que hace unos años, la Calle Loygorri entró dentro del servicio de estacionamiento regulado para que hiciera las veces de zona de parquing para la gente que acude al centro histórico. Algo que no tiene sentido si la gente que aparca en esta calle no tiene una zona de paso directa a la calle Mayor. El Bloc, sumándose a las demandas de la población, ha presentado esta moción para iniciar las gestiones necesarias para la instalación de un semáforo en esta zona, y trasladar el acuerdo a la Policía Local para que estudie la manera de instalar esta señal con las máximas garantías de seguridad y racionalización del tráfico.




 

El regidor de comercio, mercados y consumo presenta una moción para la regulación del tráfico

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva