El juvenil A cae derrotado en Alicante y se despide del ascenso a la Liga Nacional Nacional Juvenil


El equipo Juvenil "A" del C.F.B. Gandia fue derrotado en tierras alicantinas por cinco goles a uno contra el S.C.D. Carolinas "A", cayendo eliminado de la fase de ascenso a liga nacional al no poder conservar la ventaja de un gol que llevaba del partido de ida disputado en el Guillermo Olagüe.




 

El juvenil A cae derrotado en Alicante y se despide del ascenso a la Liga Nacional Nacional Juvenil

La primera parte fue de claro dominio local. El equipo blanquiazul se vio desbordado por los delanteros locales que dispusieron de algunas ocasiones claras de gol en los primeros compases del encuentro. Sin embargo, y cuando parecía que el equipo gandiense empezaba a sacudirse del dominio local, llegarían en pocos minutos dos goles del equipo alicantino, que les ponía con ventaja en la eliminatoria.   

 

A pesar de que el juego no estaba siendo bueno, llegó en el minuto 45 una jugada que pudo ser clave para el desarrollo final de la eliminatoria, en una falta sobre el área local, que remató Gabri de cabeza al fondo de las mallas ante la salida en falso del portero alicantino. Con el árbitro dirigiéndose al centro del campo y ante la mirada atónita de todos los presentes en el campo, inclusive los aficionados locales, el asistente de general levantó el banderín y anuló el gol que a todas luces era legal. Todavía a estas horas se cree que el asistente debe de estar pensando lo que debió pensar en esos momentos para proceder  a levantar el banderín, anulando lo que hubiera sido el 2-1 en el marcador.

 

La segunda mitad se iniciaría con cerca de 40 minutos de retraso al solicitar el árbitro del partido la fuerza pública que hizo acto de presencia en el campo pero desapareció del mismo en pocos instantes.

En los primeros minutos de la segunda mitad cambió la decoración del encuentro. Los jugadores gandienses se vieron obligados a hacer cerco a la portería local y empezaron a crearse ocasiones de peligro, de una manera especial a balón parado. Otro gol anulado, en esta ocasión, por fuera de juego, empezaba a poner nerviosos a los seguidores gandienses. Sin embargo sería Paco el que sí hizo subir el gol gandiense al aprovechar una serie de rechaces en el área local. Este gol decantaba de manera momentánea la eliminatoria a favor del equipo gandiense.

Pero poco duraría la alegría visitante. Sólo cinco minutos después llegaría el tercer gol local y el desconcierto blanquiazul. Las lesiones de Avilés y Gabri terminarían de desconcertar al equipo gandiense que encajaría dos goles más en los minutos finales, cuando ya la remontada era imposible.

 

Sin lugar a dudas, una gran decepción la sufrida por la expedición gandiense, pero que no empaña la temporada realizada por el equipo blanquiazul.  Habrá que esperar otra temporada más para intentar conseguir el ansiado ascenso a Liga Nacional.