Este fin de semana hay preparados varios actos falleros


Este fin de semana hay preparados varios actos falleros en la ciudad de Oliva. Si el tiempo lo permite, mañana por la noche, se celebrará la tradicional Nit del Faller, una fiesta en honor a la fallera mayor que tendrá lugar en el patio del colegio Desamparados y que contará con la asistencia de todas las comisiones falleras de la ciudad. La Junta Local Fallera se encargará de preparar los aperitivos, la bebida, las mesas y las sillas. para que a las 21.30h. todos los falleros de la ciudad puedan disfrutar de una cena de germanor de sobaquillo. Después de la cena, alrededor de las 22.30h. – 23.00h., la discomóvil será la encargada de poner animación a una agradable noche. La fiesta seguirá el domingo. A las 17.30h. saldrá de la calle Monges Clarisses la tradicional cabalgata del ninot organizada por la Junta Local Fallera, que después de recorrer varias calles del pueblo, llegará hasta el Mercado de Oliva. Un jurado de la Junta Central de Valencia formado por tres personas acudirá a la cabalgata para elegir la mejor figura, el mejor grupo y la mejor comparsa. En el caso de que el mal tiempo impidiera llevar a cabo estos actos falleros, la Junta Local Fallera ha previsto aplazarlos para el próximo fin de semana.




 

Este fin de semana hay preparados varios actos falleros

La portavoz del BLOC de Oliva, Inma Seguí, aseguraba que el voto a favor de la reversión de los terrenos del Centro Ecuménico, que su grupo diera en la comisión de hacienda del pasado viernes, se debe al cumplimiento de un mandamiento del colectivo local de su partido, que se ha basado exclusivamente en dos criterios, por un lado el que se ha rebasado el periodo concedido por el consistorio para la realización de las obras y por otro lado, que no existen garantías económias para la financiación de las obras de construcción del Centro,

Seguí ha asegurado que siguen creyendo en la importancia de una estructura que aglutinara y encabezara las cuestiones turísticas del municipio, pero que los terrenos cedidos han multiplicado de forma importante su valor y que si no hay garantias de que se pueda finalizar la construcción del edificio, los terrenos han de volver a sus legítimos propietarios, que son los ciudadanos de Oliva